Procesan a 30 cubanos por desvío de más de 2 millones de libras de cebolla
Unos 30 cubanos están siendo procesados por presuntamente haber estado involucrados en el caso de retención de más de dos millones de libras de cebolla para su venta cuando los precios aumentasen
Cebolla incautada

Unos 30 cubanos están siendo procesados por presuntamente haber estado involucrados en el caso de retención en Mayabeque de más de dos millones de libras de cebolla para su venta cuando los precios aumentasen, el cual fue expuesto por el sistema informativo de la Televisión Cubana hace cerca de un mes.

En un reciente reporte para actualizar cómo iba el proceso investigativo asociado al caso Cebolla, el medio oficialista entrevistó a funcionarios de distintas entidades del régimen que han participado en las indagaciones, quienes dieron cuenta del aumento de los acusados.

Al inicio de la investigación se accionó contra cinco involucrados, pero hasta este momento son 30 las personas presuntamente involucradas y ya acusadas. Un funcionario del Ministerio de Interior (Minint) informó que 12 de los acusados ya fueron asegurados con medidas cautelares de prisión provisional, luego de que se demostrase “el vínculo delictivo entre productores, asociados de las formas productivas (cooperativas), transportistas y receptadores”.

La contabilización de la cebolla incautada arrojó que en las 65 rastras dobles que se ocuparon había 1085 toneladas del cultivo, equivalentes a dos millones 350 000 libras. Dicha cantidad equivale a 47 millones de pesos cubanos a precios topados (1.88 millones de dólares).

Además, se ocuparon también 16 cuartos de frío con su equipamiento y 11 contenedores refrigerados, utilizados por los detenidos para almacenar la cebolla.

Quizás con la intención de contrarrestar las críticas que los juicios sumarios televisivos y la exposición de presuntos hechos delictivos en los espacios informativos han recibido por parte de la población, un instructor del caso subrayó ante las cámaras que “la investigación se ha realizado en los términos establecidos en la ley de procedimiento penal” y que a todos los implicados “se le han respetado todas las garantías procesales”.

“En los interrogatorios algunos confesaron retener la mercancía para cuando se encareciera y otros para su comercialización ilegal”, añadió.

Otros funcionarios entrevistados alegaron que las investigaciones han puesto de relieve el incumplimiento de las entregas pactadas por los productores con las formas productivas. “Las juntas directivas no estaban cumpliendo con las funciones y esto originó la destitución de cuatro presidentes de cooperativas”, afirmó uno de los funcionarios.

Ni él ni Maikel Zayas, el presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en Mayabeque, se refirieron a con cuántos de esos productores el Estado podría tener deudas o impagos de las entregas pactadas en ejercicios anteriores.

En Cuba es habitual el reclamo campesino de que se les pague todo lo contratado y producido, así como se les permita vender los excedentes de manera libre. Son habituales las noticias de cosechas y producciones desperdiciadas por la inoperancia del férreo control estatal sobre las producciones agrícolas, y de campesinos molestos porque se les debe dinero o no se le facilitan los insumos previstos para la producción pactada.

Sin embargo, ninguno de los entrevistados quiso tocar ese matiz en el reportaje televisivo. El presidente de la ANAP en la provincia se limitó a calificar a los acusados de “elementos inescrupulosos que quieren aprovecharse del pueblo”, que, dijo, “no son la mayoría los campesinos”.

Según el reporte, parte de la cebolla incautada está almacenada para su posterior distribución y otra ya se distribuyó entre los 11 municipios de Mayabeque, a dos pesos cubanos la libra, y la capital.