Protestas 11J: solicitan entre 3 y 8 años de cárcel para opositores de Isla de Pinos

La Fiscalía de Isla de Pinos solicita entre 3 y 8 años de privación de libertad para cuatro integrantes del Partido Autónomo Pinero (PAP) por las manifestaciones del 11 de julio
Ramón Salazar Infante, presidente del Partido Autónomo Pinero, de Isla de la Juventud (Foto tomada de Facebook)
 

Reproduce este artículo

Miembros del opositor Partido Autónomo Pinero (PAP) enfrentan solicitudes fiscales de entre 3 y 8 años de privación de libertad por las protestas anticastristas del 11 y 12 de julio pasado, en el Municipio Especial Isla de la Juventud, de Cuba.

Según el documento oficial al que tuvo acceso ADN Cuba, la Fiscalía Municipal de la también llamada Isla de Pinos pide aplicar una condena de 3 años en prisión a Ramón Salazar Infante, Martha Pérez Acosta y Francisco Alfaro Diéguez.

Mientras que a Juan Luis Sánchez quieren encarcelarlo durante 8 años por los supuestos delitos de “atentado” y “desorden público” . El opositor fue arrestado durante las manifestaciones en Nueva Gerona y recluido en la cárcel conocida como “El Guayabo”.

Salazar Infante, presidente del Partido Autónomo Pinero, Pérez Acosta y  Alfaro Diéguez, se encuentran en libertad bajo fianza. Los tres están acusados por el delito de “desorden público”. La fecha del juicio aún no ha sido anunciada.

“Nosotros somos un partido opositor, pacífico y el gobierno, junto con la Seguridad del Estado nos está imponiendo sanciones como personas que estamos violando [las leyes]. Todo lo hicimos porque pensábamos que teníamos algún respaldo de la ley, pero no ha sido así”, declaró Pérez Acosta a Radio Televisión Martí.

La disidente denunció que en Cuba existe una dictadura “que no nos permite manifestarnos de manera pacífica. Nuestra organización tiene todo un programa bien claro, en el cual hemos trabajado durante 16 años, incluso las autoridades pineras conocen cuáles son nuestras perspectivas hacia el futuro que es trabajar para la sociedad”, precisó.

Según la petición firmada por la fiscal Oravia Torres Cabrera, los acusados “se organizaron en la casa de Ramón para salir gritando palabras y frases que convocaban a la alteración del orden”.

La hermana de Juan Luis Sánchez, Susana Sánchez, explicó a Radio Televisión Martí que él no participó en las protestas, sino que intercedió por un joven a quien la policía reprimía para que “no le siguieran dando golpes”.

“Pero vino por detrás, un policía le pegó y él (su hermano) respondió con un golpe en defensa propia”, precisó.

Alrededor de una decena de activistas del Partido Autónomo Pinero fueron detenidos arbitrariamente el 11 de julio y liberados con multas o bajo fianza las semanas siguientes.

El mes de noviembre concluyó con 712 personas encarceladas por motivos políticos en Cuba, según reportó la organización de derechos humanos Prisioners Defenders (PD).

Del total de casos registrados, 562 tienen relación con la ola represiva tras las manifestaciones antigubernamentales del 11 y 12 de julio en más de 60 localidades de la isla, informó en un comunicado la ONG con sede en Madrid, España.

En los últimos 12 meses han formado parte de la lista de Prisoners Defenders unos 805 presos políticos en Cuba. La entidad advierte que “estas son una pequeña fracción de las cifras reales, cuya verificación total es simplemente inalcanzable”.

Son 23 los casos de menores de edad (personas con 14, 15, 16 y 17 años de edad al momento de la detención) que son procesados penalmente con solicitudes fiscales de numerosos años de prisión para muchos de ellos.

PD explicó que la media de edad de los manifestantes del 11J prisioneros es de 34 años, un perfil muy por debajo del perfil demográfico de Cuba, uno de los países mayor envejecimiento poblacional del mundo.