Prisoners Defenders rechaza tratos crueles contra opositor José Daniel Ferrer

La organización Prisoners Defenders (PD) denunció este 11 de septiembre que el opositor cubano José Daniel Ferrer lleva 62 días en desaparición forzada, desde su detención en las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021.
José Daniel Ferrer
 

Reproduce este artículo

La organización Prisoners Defenders (PD) denunció este 11 de septiembre que el opositor cubano José Daniel Ferrer lleva 62 días en desaparición forzada, desde su detención en las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021.

PD rechazó a su vez, en una publicación en su sitio oficial, los tratos crueles contra el disidente líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

“Durante 62 días José Daniel Ferrer ha estado no sólo detenido y en manos del Estado. Ha estado incomunicado, la mayoría de este tiempo se ha desconocido por completo su paradero siquiera, y jamás se ha tenido contacto con él. Ni hoy existe verificación de su paradero real y jurídicamente fehaciente. Sin duda alguna, aún hoy se desconoce su suerte además de la incertidumbre fehaciente de su paradero, pues no sabemos de su estado real, mental, psicológico y físico, ya que la familia no ha podido comprobar nada de cuanto ha ido escuchando informalmente”.

Señala el texto que se le han negado al recluso los procedimientos de la Ley Procesal. Sus allegados desconocen su paradero y su situación jurídica. Destacan que ni siquiera se conoce si Ferrer conoce los delitos que se le imputan.

Hasta la fecha las indicaciones del paradero de Ferrer han sido inexactas. Su familia conoció que estaba en Mar Verde, más tarde en la cárcel de Boniato y en otros centros penitenciarios; aunque en realidad ninguna de estas informaciones está verificada. 

Con respecto a los videos filtrados por el régimen, en lugar de da fe de vida de Ferrer, no cuenta como subsanación explica PD. 

“Sólo la comunicación verbal directa o presencial o incluso la interacción (incluso por videoconferencia en tiempo real en estos días), podría ser una subsanación medianamente efectiva de la complejidad y gravedad del delito cometido”, expresa el comunicado de la organización.

El término “desaparición forzada” se refiere a cualquier tipo de arresto, detención o secuestro que implique privación de libertad; perpetrado por el Estado o agentes a su servicio y con su aquiescencia. En estos casos se niega la privación de libertad o el paradero de la persona desaparecida. La víctima está completamente desprotegida por la ley. 


Video de Ferrer desde la cárcel

Ayer 10 de septiembre trascendió que el coordinador de la Unpacu, José Daniel Ferrer, envió un mensaje en video para sus seguidores y familia: "Acá estamos. Firmes y serenos", expresó.

Las imágenes difundidas por un youtuber afín a la Seguridad del Estado conocido como 'Guerrero Cubano', muestran a Ferrer con mascarilla y camiseta blanca, al parecer garbándose él mismo.
"Un breve mensaje para mi familia y mis amigos. Un abrazo para mi esposa, hijos, hermanos, madre. Estoy acá en la prisión de Mar Verde desde el día 12 (de agosto)", comienza su intervención. 

En el video Ferrer niega que haya tenido algún 'problema de violencia ni de malos tratos'.

"Los quiero, cuiden a los niños sobre todo y acá estamos. Firmes y serenos", concluyó el coordinador de la Unpacu.

De acuerdo con el ex prisionero político Ángel Moya, este video de Ferrer desde prisión es una 'patraña comunista' en su contra.

"El opositor que dé crédito a lo que publique la Seguridad del Estado contra su hermano de lucha, el día que le hagan lo mismo no pida que lo defiendan. Lo correcto y prudente es esperar a que José Daniel Ferrer dé una explicación. Lo correcto y lo prudente es exigir la fe de vida de José Daniel Ferrer, quien lleva 61 días sin comunicarse con sus familiares", agregó Moya en su Facebook.

La activista Nelva Ismarays Ortega y su hijastro, José Daniel Ferrer Cantillo recibieron el pasado 30 de agosto una carta firmada supuestamente por el coordinador general de la Unpacu José Daniel Ferrer, donde alega que está en la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba, en una celda de aislamiento.

El escrito indica que desde el 12 de agosto permanece confinado en celda de aislamiento semidesnudo, porque las autoridades le niegan ropa que no sea la de preso común, pues los presos de conciencia se niegan a usarla. 

Al menos en dos ocasiones el régimen le habría querido poner el uniforme de reo común forzosamente.

"Narra que el hambre y la pésima calidad de los alimentos le producen a menudo acidez y dolor estomacal, pues padece dolencias crónicas de úlcera y gastritis por las largas estancias en prisión anteriores", contó Ortega en su Facebook.

Ortega, esposa de Ferrer, recibió este lunes información de una posible huelga de hambre iniciada por el líder opositor el pasado 28 de agosto. Ella continúa exigiendo fe de vida de Ferrer, pues desde el pasado 11 de julio no ha tenido visitas familiares ni llamadas telefónicas.

Ferrer fue detenido cerca de su vivienda en Santiago de Cuba el pasado 11 de julio, cuando se dirigía junto a su hijo al Parque Céspedes, para unirse a las manifestaciones populares de ese día.

El 16 de agosto lo condenaron a cuatro años y 14 días en prisión, ya que las autoridades judiciales revocaron la sanción de 'limitación de la libertad' (sin internamiento) que tenía desde 2020.

Según informó en redes sociales, su hermana, Ana Belkis Ferrer, le entregaron a su esposa, la doctora Nelva Ismarays Ortega, el auto de revocación de esta sanción, y en su lugar, debe pasar cuatro años y 14 días preso.

Las autoridades mantienen la acusación en su contra por supuesto 'desorden público', tras ser detenido el pasado 11 de julio.