"Cuba es un destino seguro": Mintur apuntala su imagen tras explosión

Una conferencia de prensa este martes intentó mantener la calma entre clientes y socios ante las repercusiones negativas de este evento para la principal industria de Cuba.
Hotel Saratoga, antes y después (El Sol de México)
 

Reproduce este artículo

“Estamos convencidos de que la imagen de Cuba seguirá siendo la de un destino de paz y seguridad”, dijo este 10 de mayo Carmen Casals, vocera del Ministerio del Turismo, ante preguntas de la prensa sobre la repercusión en la industria del accidente en el Hotel Saratoga.

La funcionaria aseguró que los mensajes recibidos tras la explosión del Saratoga de parte de turoperadores, líneas aéreas, ministros de turismo, agencias de viaje y turistas, eran “una muestra de la confianza que hay en Cuba como destino”.

También dijo que las instalaciones turísticas de la Isla “continúan prestando servicio a turistas nacionales e internacionales que actualmente disfrutan de sus vacaciones” en el país con “tranquilidad y seguridad”.

Por su parte, el delegado de Gaviota en Occidente, Roberto Enrique Calzadilla, dijo que “cuando terminen” las labores de rescate, “habrá un equipo multidisciplinario ―que ya lo tenemos concebido― que profundizará en la situación actual que tiene ese inmueble y a partir de ahí se presentarán las decisiones que con los órganos competentes se estimen”.

El último reporte del Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) elevó la cifra de fallecidos a 42 tras la explosión el pasado 6 de mayo.

El jefe del Cuerpo de Bomberos de Cuba, coronel Luis Carlos Guzmán, dijo que las operaciones de rescate y salvamento en el lugar se dirigen en las últimas horas hacia las áreas comunes, incluida la parte de cocina comedor. Hasta el momento no han sido localizados tres trabajadores del hotel.

Entre los heridos y fallecidos por el accidente se encuentran trabajadores del hotel y ciudadanos que circulaban cerca de este en el momento de la explosión, además de una turista española de 28 años, Cristina López-Cerón.

La explosión provocó también el derrumbe de varias estructuras aledañas, incluidas las fachadas lateral y frontal del edificio.

De acuerdo al gobierno cubano, la causa del accidente fue un escape de gas que se produjo cuando un camión cisterna recargaba un depósito del Hotel. La explosión se produjo en horas de la mañana del viernes 6 de mayo, previo al Día de las Madres.

Desde el viernes, fuerzas de los ministerios de la Construcción, Salud Pública y del Interior, incluidos bomberos y equipos de rescate y salvamento, trabajan en las instalaciones del hotel removiendo escombros.