Ministra cubana reitera advertencia contra incremento de precios

La ministra cubana de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, reiteró este lunes su anuncio de mano dura contra quienes violen los precios topados por el Gobierno.

"Vamos a ser rigurosos con aquellos que intenten, mediante artificios, evadir y violar las nuevas medidas aprobadas para evitar el incremento de los precios (…) No podemos admitir que medidas como estas que aprueba el país para impulsar la economía y generar mayor capacidad de compra en la población, se echen a perder por unos cuantos inescrupulosos que provocan que los cubanos pierdan confianza en el control estatal", dijo Bolaños en conferencia de prensa para medios oficiales.

La funcionaria intentó desmentir las informaciones de lo que llamó "criterios malintencionados", y enfatizó que “el propósito no es frenar el desarrollo de las formas no estatales”. El objetivo —dijo— “es evitar el incremento de las tarifas que no se correspondan con un aumento de los costos, así como regular aquellas ya excesivas”, con el fin de proteger la capacidad de compra de la población.

La titular del MFP convocó a la población a que se sume al control de precios, denunciando oportunamente el lugar y el momento en el que detectó el abuso en la conformación de los precios. Por ejemplo, dijo, donde se corrobore que el combo (en los que se unen refrescos o cervezas con confituras) es un artificio para incrementar los precios se aplicará, con rigor, las medidas correspondientes.

Para chequear estos temas se ha creado un grupo de trabajo a nivel provincial y municipal, en el que participan el MFP, el Ministerio de Comercio Interior, la Oficina Nacional de Estadística e Información, la Fiscalía General de la República, entre otros organismos e instituciones. Las autoridades locales deben investigar la denuncia y adoptar las medidas en un plazo no mayor de una semana.

Hasta el momentose el gobierno ha fijado precios máximos en las provincias de Pinar del Río, Mayabeque, La Habana, Matanzas, Sancti Spíritus, Villa Clara, Camagüey, Las Tunas, Holguín, Cienfuegos, Ciego de Ávila y Granma. Las restricciones incluyen precios de productos listos para la venta, de productos agropecuarios o de servicios de transportación.

Varios economistas, residentes en Cuba y el exilio, han criticado las recientes medidas gubernamentales advirtiendo que sólo estimularán la economía informal y provocarán una inflación encubierta.