Mailén Díaz, sobreviviente de accidente de avión en Cuba: “Ya me cansé”

La única sobreviviente del accidente de avión de Cuba de 2018 explotó en redes sociales ante la necesidad que tiene de varios medicamentos y el abandono del régimen.
Mailen
 

Reproduce este artículo

Mailén Díaz Almaguer, la única sobreviviente del accidente aéreo de 2018, explotó en redes sociales y denunció el abandono del régimen cubano. La joven señaló que no cuenta con lo mínimo para el tratamiento médico que debe seguir de por vida.

“Desgraciadamente, no todo es como parece ser. Muchas personas ven mi vida de una manera y verdaderamente no es así. Yo también paso trabajo como pasa todo el mundo”, dijo la joven a través de un video en su perfil de Facebook.

Díaz Almaguer agregó que, aunque no suele hacer directas, en esta ocasión la hizo porque está “muy apretada, demasiado, al extremo. Hoy he tenido que hacer varias llamadas a personas de salud que me atienden pidiendo guantes y lubricantes. Pero aquí en Cuba no hay nada”.

Mailén añadió que ella necesita esos elementos básicos, pues debe colocarse una sonda cada cuatro horas en la uretra para poder orinar a consecuencia de la lesión medular provocada por el accidente aéreo.

También señaló que no consigue “Nitrofurantoína”, un antiséptico urinario preventivo para evitar infecciones, y precisó que es un medicamento que toma a diario y tendrá que hacerlo de por vida. Mailén confiesa que su salud se deteriora cada vez que le falta algo y siempre tiene que estar llamando a autoridades de salud para que la atiendan.

“Es muy triste que tu vida cambie y que tu vida sea tan difícil y que no te la hagan más cómoda dentro de la tristeza, que no te hagan la vida más tranquila y amena. Eso es muy triste y por eso lo estoy denunciando por esta vía, porque ya me cansé. Ya me cansé de hacer llamadas diariamente”, agregó.

Mailén Díaz explota por mal atención del régimen

La joven expresó además que debe realizar “no sé cuántas llamadas para resolver un lubricante, una sonda del calibre que necesitas” y así no se puede vivir con tranquilidad. Mailén necesita, además, cinco horas diarias de fisioterapia.

La sobreviviente reiteró que ella no está viviendo “la dulce vida”, ni tiene por qué conformarse con “estar viva”. De hecho, precisó que debe luchar constantemente por una adecuada calidad de vida.

"Yo no tengo que darle gracias a la salud cubana, tengo que darle gracias a todo aquel que ha puesto su granito para que yo hoy esté bien", siguió diciendo.

Por su parte, el esposo de Mailén, Mario Jesús Rodríguez Oliva, aclaró que la casa en la que viven no fue “regalada” por el régimen, como muchos aseguran, y señaló que fue comprada por su dinero. También contó que llevan meses pidiendo una cita con Miguel Díaz-Canel, para ventilar algunas cuestiones, pero él siempre evita esa responsabilidad.

“El asunto ya es indignante. Nosotros no necesitamos irnos para afuera para decir lo que pensamos”, dijo Mario.

Por primera vez, Mailén detalló algunos incidentes que ocurrieron durante la tragedia aérea de 2018, cuando más de 100 personas perdieron su vida. La joven dijo que le robaron varias prendas de camino a urgencias del hospital y que el gobierno solo la indemnizó con 36 mil pesos cubanos. También pidieron disculpas a aquellas personas solidarias que tras el accidente quisieron ayudarla y el gobierno no les permitió que lo hicieran.

“Ella no estaba consciente y no podía decidir por ella, a esas personas, nuestras disculpas, y el que quiera acercarse a donar, es bien recibido y el que quiera acercarse a ayudar o a llamar, es bien recibido, y ¡ay del funcionario del gobierno que obstaculice que le llegue algo a ella!, porque ahí el análisis va a ser otro”, advirtió finalmente el esposo de Mailén.