Jacqueline Arenal se pronuncia contra la violencia de género: “No es No”
La reconocida actriz cubana Jacqueline Arenal alzó su voz contra la violencia de género y el abuso sexual
Jacqueline Arenal se pronuncia contra la violencia de género: “No es No”
 

Reproduce este artículo

La reconocida actriz cubana Jacqueline Arenal alzó su voz contra la violencia de género y el abuso sexual. La famosa intérprete de populares protagónicos en cine y televisión escribió en su perfil en Instagram:

“!NOOOO ! En tiempos donde gracias a Dios se está haciendo visible la presencia del abuso sexual en nuestras sociedades, empecemos por trasmitirle a nuestras hijas e hijos que no es no”.

“Cada niña, cada adolescente, cada mujer, cada niño, cada hombre, cada ser humano, tiene derecho a decir NO QUIERO y eso sin excepción y sean cuales sean las circunstancias tiene que ser respetado”, subrayó la artista junto a las etiquetas #daleherramientasatushijos y
#noesno.

Arenal, una de las actrices más admiradas y queridas por el público cubano y televidentes de otras regiones del continente, principalmente de Colombia, por sus papeles en populares novelas y series; acompañó su mensaje con una expresiva foto suya insinuando un NO con los labios.

“Aprender a decir NO es una actitud ante la vida y lo personal me llevo a lograr lo que tengo”, le comentó en su publicación la usario identificada en Instagran como abrahamsantanadiaz.

Arenal es muy recordada entre los cubanos por su protagónico de Verena Contreras en la telenovela Tierra Brava, y otros papeles como el de la doctora Marcia, en Si me pudieras querer, y Sofía, en el filme El siglo de las luces.

El público elogia el gran  talento y belleza de la actriz cubana Jacqueline Diana Arenal Farré, quien desde su llegada a Colombia trabajó en más de una decena de telenovelas y series, entre las que sobresalen Primera Dama, Escobar, el patrón del mal; Los reyes, Mujeres asesinas,  Las santísimas y Chica vampiro.

La prestigiosa actriz, se sumó al debate del tema de la violencia de género contra mujeres y niñas en Cuba, el cual cada vez alcanza una mayor dimensión, debido a la desprotección legal y la falta de respuestas gubernamentales.

El pasado 5 de septiembre la joven Raidelis Blanco Almenares de 28 años, fue asesinada en la localidad de Maffo, en el municipio Contramaestre, Santiago de Cuba. El nuevo feminicidio se hizo público a través de las redes sociales y varias fuentes comunitarias lo confirmaron a la revista feminista cubana Alas Tensas y la plataforma Yo sí te creo en Cuba.

“El violento hecho fue perpetrado por su pareja, y ocurrió en presencia de su hijo de 3 años de edad”, publicó en su página de Facebook, Alas Tensas.

“Nuestras observadoras han podido corroborar este feminicidio que se convierte en el número 15 del año 2020. Estadística que se conforma con la ayuda de medios de prensa independientes, activistas y/o denuncias ciudadanas, ante la ausencia de informes oficiales en relación a esta 'pandemia invisible'. Enviamos a sus familiares y amigos nuestras condolencias, y volvemos a exigir con más fuerza una actuación urgente por parte de las instituciones gubernamentales, que garantice la seguridad de las mujeres cubanas frente a las violencias machistas”, concluye la nota publicada por Alas Tensas.

ADN Cuba en lo que va de año ha reportado muertes por violencia de género en Baracoa, Las Tunas (Colombia), Cienfuegos, Artemisa, Santiago de Cuba y La Habana, además de los referidos anteriormente. En la isla los feminicidios no son una categoría jurídico-penal. Por tanto, los crímenes no se registran ni se observan con esa lupa. “Para calificar un asesinato como feminicidio no basta que la víctima sea a una mujer, sino que hay que analizar las circunstancias del crimen, quiénes lo realizan, si media violación o abuso, etcétera. Si los procedimientos penales no reconocen los feminicidios, es muy difícil contabilizarlos”, precisa la especialista en temas de violencia de género Ailynn Torres Santana.