Continúa la tragedia: familia de niño cubano muerto en el Darién está desaparecida

Los coyotes amenazan con la muerte a las cinco personas, entre las que se encuentran el padre y los abuelos maternos de Bryan Rommel Corrales, el niño fallecido.
 

Reproduce este artículo

Cinco familiares de Bryan Rommel Corrales, el niño cubano que murió en la selva del Darién, continúan desaparecidos y a expensas de los traficantes de personas, informó este 10 de noviembre América TV.

Los coyotes amenazan con la muerte a las cinco personas, presumiblemente con el objetivo de extorsionar a la familia de Corrales en Estados Unidos, denunció María Caridad Semino, tía del niño de 14 años al periodista Mario J. Pentón.

De acuerdo con Semino, los desaparecidos son la hermana menor de Bryan, de 5 años; los padres de los niños, Raudnel Corrales y Lysandra Bravo, recientemente fallecida; un hermano suyo y sus padres.

Todos partieron de Chile, durante una larga y peligrosa travesía que los llevó por varios países de América Latina y que, para Lysandra, terminó cuando intentaban cruzar por mar desde Colombia a Panamá. La embarcación donde viajaban volcó y Lysandra murió ahogada.

La nave superaba los 30 tripulantes y “se dirigía desde Necoclí, en el departamento de Antioquia, hacia el archipiélago de San Blas en Panamá”, reportó la agencia de noticias EFE.

La familia enterró a la joven de 30 años junto a dos haitianas que viajaron con ellos y se dispuso a seguir la ruta hacia Estados Unidos, pero Bryan falleció de un infarto y tuve que ser enterrado en la misma selva del Darién, debido a que su cadáver se encontraba en estado de descomposición avanzada.

Tras una inspección del sitio, la Defensoría y la Personería de Acandí informaron que, por ahora, el cuerpo no ha podido ser trasladado al casco urbano del municipio de Acandí (Chocó), debido por las fuertes lluvias, ríos crecidos y características del terreno, informó el diario colombiano El Tiempo.

La Defensoría del Pueblo espera establecer contacto nuevamente con la familia de Bryan, cuando ellos lleguen a Panamá. “Hemos dialogado con agencias de cooperación para su recibimiento y atención en este país”, añadió la institución.

Cientos de personas han muerto intentando superar la selva del Darién, que desde enero ha sido atravesada por más de 10 700 cubanos, según los datos del Servicio Nacional de Migración de Panamá. Otros han perecido cruzando el río Bravo que divide a México de Estados Unidos.