Fallece el artista de la plástica cubano Luis Lamothe

Desde el ámbito del arte independiente también se lamentó esta pérdida, a partir de testimonios que dan cuenta de la cercanía y afectos que muchos le profesaban a Luis Lamothe Duribe.
Fallece el artista de la plástica cubano Luis Lamothe
 

Reproduce este artículo

Con la noticia de la muerte del artista visual autodidacta Luis Lamothe Duribe amaneció este domingo La Habana. Nacido el 27 de julio de 1965, este pintor, dibujante y grabador, que también incursionó en la talla de madera, fue despedido por su gremio y personas que lo admiraban por su notable obra.

"Día triste. Ha fallecido el artista visual Luis Lamothe Duribe. Grabador, dibujante y pintor, se destacó como incansable promotor cultural y gestor de proyectos colectivos en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño Luz y Oficios, el Taller Experimental de la Gráfica y en otras instituciones de nuestro país", se lee en un post en Facebook del Consejo Nacional de las Artes Plásticas (CNAP), de Cuba.

Agrega la nota que el artista "nos deja como legado sus estampas pletóricas de humor, su alegría y su fe en el arte y en la vida".

Caracterizan además su legado como "una obra auténtica y de carácter popular en la técnica de Xilografía que, le mereció premios nacionales e internacionales como el Eduardo Roca en el 8vo Encuentro Nacional de Grabado. Fue el único artista cubano invitado a la Bienal de Grabado “Trois Rivieres” de Canadá".

Además de este homenaje, desde el ámbito del arte independiente también se lamentó esta pérdida, a partir de testimonios que dan cuenta de la cercanía y afectos que muchos le profesaban: 

"Dios! No lo creo! Luis fue mi alumno el único año que di clases en la municipalización", escribió la graduada de Historia del Arte e integrante del Movimiento San Isidro, Anamely Ramos. "Yo menuda, muyyyy joven, acabada de graduar. Tuve mucha suerte pues su grupo era muy bueno, lleno de muchachos súper sanos y con ganas de aprender", detalló.

Contó además las peculiaridades de Luis y su valía como ser humano al que conoció en aquellas clases por la noche: "cuando terminábamos tarde ellos se rotaban para acompañarme, muchas veces le tocaba a Luis... Nos reuníamos a menudo los fines de semana en el cine medio abandonado de Belascoain donde Luis tenía un espacio. Hablábamos de arte cubano. Pasaron los años y me encontraba siempre a Luis en las exposiciones. Siempre cariñoso. Siempre fui "la profe" para el".

"Luz para ti querido! Luz para todos!", escribió.

Asimismo, el artista y escritor Julio Llópiz-Casal lamentó en redes sociales la muerte de Lamothe: "Se fue y de manera inesperada", expresó.

"Para mí era un Artista. No "Mal Artista" ni "Buen Artista", esos son juicios subjetivos. Era un hombre entusiasta. Siempre tenía un proyecto en mente, o alguno en desarrollo, o próximo a concretarse. Te brindaba un trago, te avisaba de una exposición y te decía donden encontrar cartulina. En una farándula en que muchos colegas son fantoches y muchos funcionarios son ladrones, Lamothe era artista... no más que eso, tampoco menos. Ve en paz Luis"...

Lamothe realizó estudios elementales en la escuela 23 y C que perfeccionó en el Taller de Manero y el de grabado Carmelo González siendo este último el que marcó su carrera artística.

Entre sus exposiciones personales sobresalen 1999 Fábulas y duendes, en la Galería Galiano; Fábulas y duendes II, en la Galería T’ Sai Lun; “Hábitat” en la Galería Madriguera, Asociación Hermanos Saíz; 2004 Tu-Multo, en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño. Todas estas realizadas en La Habana.