Etecsa anuncia nuevas medidas, pero no rebaja las tarifas de internet
Tras varios días de protestas en las redes sociales, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) anunció varios cambios.
Telepunto de Etecsa

Tras varios días de protestas en las redes sociales, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) anunció varios cambios a través de su página de Facebook. No obstante, no rebajó sus tarifas de acceso a internet, a pesar de los reclamos de numerosos cubanos a los que ha tildado de "mercenarios".

En cambio, el monopolio estatal flexibilizó el pago de las facturas telefónicas, alargó el período de vigencia de las líneas y ofreció acceso gratuito a la plataforma EnZona.

Las medidas también incluyen el descuento de hasta el 10 % de los pagos a través de Transfermóvil.

Por su parte, la directora general de Etecsa, Mayra Arevich Marín, aseguró en Twitter que desde el 27 de marzo se podrá acceder de forma gratuita a la plataforma de comercio electrónico EnZona.

Asimismo, la empresa extenderá la fecha de pago de las facturas telefónicas con fecha de vencimiento del 31 de marzo hasta el 30 de abril, detalló el sitio oficial Cubadebate.

De la misma forma, el monopolio de las telecomunicaciones en Cuba no desconectará el servicio telefónico a los usuarios que se retrasen en el pago de la factura correspondiente al mes de marzo.

En la última semana cada vez más cubanos han reclamado a Etecsa que rebaje sus tarifas de conexión a internet. Sin embargo, la empresa no ha anunciado ningún cambio favorable a esa solicitud y se ha precipitado en una campaña de descrédito contra los usuarios que reclaman tarifas más económicas.

Este jueves el humorista cubanos Ulises Toirac pidió a Etecsa que bajara sus precios en el contexto de la pandemia mundial del nuevo coronavirus que también afecta a la Isla. El artista pidió tarifas más razonables para que la gente pudiera recluirse y "mantener su conexión con el mundo".

"No solo con sus familiares sino con las noticias, los análisis de comunidades con experiencia en su lucha contra el virus, los comentarios de autoridades internacionales en el tema", apuntó.

"La gente necesita poder continuar trabajo y educación de manera sostenida y coordinar estos con jefes de centros de trabajos y maestros de las escuelas… necesita información instantánea de los sucesos tanto a nivel nacional como territorial y con ello formarse idea de sus prioridades y las medidas que debe tomar".

 

 

Este miércoles también la profesora y ensayista cubana María Antonia Borroto Trujillo pidió rebajas que permitieran a docentes y estudiantes continuar con sus actividades educativas gracias al uso de internet.

"Ayer publiqué que estoy recluida en casa. Pero en lo absoluto eso quiere decir que no estoy trabajando. Y cuando digo trabajando me refiero a que continúo con mis obligaciones habituales: dar clases, investigar, escribir... Pues sí, gracias a los teléfonos inteligentes, a WhatsApp, a Messenger y al email, mis alumnos y yo seguimos descubriendo mundos. Nos abrazamos y alentamos en este, el espacio virtual, único al que debemos tener acceso por ahora", escribió Borroto Trujillo en su muro de Facebook.

"Todo sería más fluido si Etecsa nos ayudara un poquito. Ni los profesores ni los alumnos tenemos teléfonos corporativos ni asignación de un paquete de datos: lo pagamos del bolsillo propio, muy reajustado en estos momentos", explicó la profesora.

Sin embargo, los pedidos a Etecsa no solo provienen de personalidades de la cultura cubana sino también de periodistas oficialistas, tales como Abdiel Bermúdez, quien sugirió al monopolio de las comunicaciones en Cuba que tomase medidas para facilitar la comunicación en un "momento peligrosamente crítico".