Empresa de viajes en Cuba asegura que no hay cancelaciones por escasez de combustible

La semana pasada, representantes de la Empresa Viajeros en Las Tunas, dijeron que tuvieron la necesidad de cancelar viajes a La Habana debido a la escasez de combustible.
Ómnibus para viajes interprovinciales en Cuba
 

Reproduce este artículo

La Empresa Viajeros dio su versión este 20 de junio sobre la cancelación de sus viajes en Cuba por falta de combustible, según lo cual no hay problemas hasta el momento.

“Nos complace informarles que hasta el momento nuestra empresa no se ha pronunciado respecto a este tema porque no existe cancelación alguna”, dijo la entidad en Facebook.

“Los servicios que ofrecen las empresas transportistas se encuentran operando con normalidad, así como la comercialización de capacidades para adquirir estos servicios”, agregó.

La semana pasada, representantes de la empresa en la provincia oriental Las Tunas, dijeron a Periódico 26 que tuvieron la necesidad de cancelar viajes a La Habana debido a la escasez de combustible.

Una reconoció que, como resultado de esta medida, aumentaron las colas en las agencias de viaje, por lo que se han visto en la obligación de permitir la reservación del pasaje solo 30 días antes de la fecha del viaje, tanto en ómnibus como en tren. 

Asimismo, manifestó que el servicio de Lista de Espera se encuentra abarrotado y que han recibido numerosas muestras de insatisfacciones por parte de la población. “Existen personas que llevan 15 días o más en espera de un pasaje”.

Según Viajeros en su aclaración de este lunes, la publicación de este medio, replicada por la prensa independiente, generó “confusión” en los clientes.

La escasez de combustible se agudizó en Cuba este verano, época de mayor demanda. Según medios de prensa extranjeros e independientes, se redujeron las importaciones desde Venezuela y el país no puede comprar el déficit en el extranjero.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha proporcionado a Cuba más de 32 000 barriles de crudo por día desde 2019, incluso desafiando las sanciones de Estados Unidos a ambos países. Pero los volúmenes de combustible han caído debido a que Caracas ha tenido problemas para producir productos refinados para cubrir sus propias necesidades.

Cuba se ha visto en apuros este año para solucionar un déficit de diésel para vehículos y generación eléctrica ante el despacho de combustible desde Venezuela por debajo de los niveles históricos. Los altos precios en el mercado global han hecho que sea muy difícil comprar a otros proveedores.