"Para salir de la crisis hay que salir de la dictadura": Rosa María Payá

Según la opositora, las protestas en Cuba se han multiplicado en los últimos años, y son un indicio del ánimo general de la isla después de 60 años de régimen autoritario y crisis económicas casi constantes.
Payá-Dictadura
 

Reproduce este artículo

“Para salir de la crisis hay que salir de la dictadura”, declaró este 24 de mayo la activista Rosa María Payá en un coloquio convocado por el festival Gay 8 para dialogar sobre la realidad cubana.

La promotora de Cuba Decide agregó, además, que el cambio llegará de la mano de los propios cubanos. “No viene del grupo de generales que ha estado explotando al pueblo cubano, sino de los cubanos dentro y fuera del país”.

Según la opositora, hija del reconocido disidente Oswaldo Payá, las protestas en Cuba se han multiplicado en los últimos años, y son un indicio del ánimo general de la isla después de 60 años de régimen autoritario y crisis económicas casi constantes.

Al respecto, declaró que no todas están relacionadas con el Movimiento San Isidro y Luis Manuel Otero Alcántara, dos nombres que se han convertido en signos de rebeldía, si no que suceden por otras causas.

Desde el 2 de mayo  Otero está retenido en el Calixto García sin que se le permitan visitas de amigos y acceso permanente a su teléfono móvil.

A lo largo de las últimas semanas, cuentas de redes sociales asociadas a la Seguridad han filtrado videos que intentan demostrar el presunto bienestar y la recuperación del paciente, pero que consiguen más bien el efecto contrario.

Ante cada nueva filtración, para la sociedad civil independiente y simpatizantes de la lucha de Otero surgen elementos y muestras que apuntan a que éste estaría recibiendo tratamientos psiquiátricos encaminados a destruirlo mentalmente y borrarlo de la lucha política y artística en la isla.

La huelga de hambre y sed del artista fue el detonante de protestas en varias ciudades de Occidente. EE. UU., la Unión Europea, y organizaciones defensoras de derechos humanos exigieron a La Habana que cesara el hostigamiento contra Otero Alcántara y atendiera sus reclamos.

Mientras tanto, el rapero contestatario Maykel “Osorbo” Castillo, integrante del Movimiento San Isidro (MSI) continúa en paradero desconocido desde hace más de 72 horas. El artista fue detenido arbitrariamente dentro de su vivienda en La Habana por agentes de la policía del régimen.

También el colaborador de ADN Cuba Esteban Rodríguez permanece detenido desde el 30 de abril, otro ejemplo de hasta qué punto persiste la represión en Cuba.