Régimen extiende por 6 meses el plazo para cambiar CUC

Se podrá cambiar el CUC durante 6 meses más, sin embargo, a partir del 1 de julio ya no se puede comprar en tiendas con esta moneda
Se podrá cambiar el CUC durante 6 meses más, sin embargo, a partir del 1 de julio ya no se puede comprar en tiendas con esta moneda
 

Reproduce este artículo

Este 15 de junio, el Consejo de Estado aprobó un decreto-ley para extender por 180 días el cambio de CUC en la Isla.

Según publicó el periódico oficialista Granma, las personas podrán acudir durante seis meses más a las sucursales bancarias para el canje del peso convertible (cuc) por el peso cubano.

Sin embargo, a partir del 1 de julio esa moneda deja de tener aceptación en las tiendas y establecimientos.

Desde el pasado 1 de enero comenzó a implementarse la llamada Tarea Ordenamiento en Cuba, que incluye la eliminación de la dualidad monetaria.

El costo de la vida -ya elevado- aumentó en el primer semestre del año y los nuevos salarios no alcanzan para cubrir necesidades básicas.

Cabe destacar el profundo desabastecimiento de las tiendas en pesos cubanos, mientras las que venden en moneda libremente convertible (MLC) poseen algunos productos.

Pero, ¿qué cubano puede adquirirlos?

Asimismo, cuando el dólar estadounidense alcanzaba los 70 pesos cubanos en la Isla, el régimen anunció que los bancos dejarán de aceptar esta moneda en efectivo a partir del 21 de junio.

Este 10 de junio, en una emisión de la Mesa Redonda, las autoridades informaron que dejarán de aceptar depósitos en dólares en efectivo en sus bancos, debido a la imposibilidad de colocar ese dinero en bancos internacionales.

Randy Alonso, vocero castrista, atribuyó la decisión a las sanciones del gobierno estadounidense y el embargo que, según él, intimidan a otros bancos a aceptar depósitos provenientes de Cuba.

La duración de esta medida dependerá de la permanencia de las sanciones, condicionó el gobierno de La Habana.

Por otra parte, la presidenta del Banco Central de Cuba, Marta Sabina Wilson, aseguró que la medida no afecta el uso y posesión de la moneda en el país. Tampoco tiene consecuencias sobre las cuentas en dólares ya registradas en los bancos cubanos.