Cuba niega en la ONU que corta acceso a internet con fines políticos

La representación cubana ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas criticó un informe que señala a la isla como uno de los países en el continente americano donde se aplican "métodos sofisticados" para controlar el acceso a internet.
 

Reproduce este artículo

Cuba negó este 6 de julio ante Naciones Unidas que suspende el servicio de internet a opositores y críticos en general, como respuesta a un informe presentado ante la Comisión de Derechos Humanos sobre violaciones a la libertad de expresión en el país caribeño.

El diplomático Jairo Rodríguez, miembro de la representación cubana en Bruselas, aseguró que el informe “es falso” y “no refleja la realidad nacional”.

El documento que rechazó el funcionario señala a la isla, Venezuela y Nicaragua como las naciones del continente americano donde se aplican “métodos sofisticados” para controlar las telecomunicaciones.

Clement Voule, relator especial de la Comisión sobre el derecho a la libertad de reunión pacífica, explicó en su presentación que estas acciones son comúnmente acompañadas de “otras tácticas represivas, como la criminalización de periodistas y defensores de derechos humanos” .

Voule adviertió que los servicios de seguridad de estos países son responsables de la reducción del ancho de banda para evitar que manifestantes o miembros de la sociedad civil se comuniquen entre sí y puedan organizar protestas.

“Los cortes pueden variar desde la desconexión completa a gran escala de internet y las redes móviles hasta otras interrupciones de la red, incluido el bloqueo de servicios o aplicaciones particulares, como las plataformas de redes sociales, las aplicaciones de mensajería y la aceleración o ralentización del tráfico de internet para impedir la conectividad”, explicó.

El informe se basa en estudios realizados por organismos internacionales y ONGs como KeepIt On Coalition. Esta última registró un mínimo de 768 cortes de internet premeditados en el mundo desde 2016 en más de 60 países, entre los que se incluyen Cuba, Venezuela, Nicaragua, Benin, Bielorrusia, República Democrática del Congo, Malawi, Uganda y Kazajstán, asegura el sitio web especializado en el tema Yucabyte.

La víspera, el director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco denunció este tipo de procedimiento represivo contra opositores pacíficos.

“Durante la última semana, el régimen cubano ha continuado su práctica de cortes de internet y, mayormente, de todos los servicios de telefonía móvil sobre las voces disidentes del país”, escribió Vivanco en su perfil de Twitter.

Según dijo, las violaciones a los derechos digitales de los cubanos del 26 de junio al 2 de julio respondieron a la intención de impedir cualquier acción en favor de la liberación del artista Hamlet Lavastida, encerrado en el cuartel general de la Seguridad del Estado, Villa Marista —en La Habana—, desde el 26 de junio.