Crisis migratoria supera a la del Mariel: más de 140 000 cubanos en ocho meses

Esta cifra supera con amplitud al éxodo del Mariel de 1980, cuando en apenas siete meses arribaron unas 125 000 personas.
más de 140 000 cubanos en ocho meses
 

Reproduce este artículo

Más de 140 000 cubanos ingresaron a territorio norteamericano durante los primeros ocho meses del actual año fiscal, que comenzó el pasado mes de octubre, informó este 16 de junio el Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras de EEUU (CBP, siglas en inglés).

Esta cifra supera con amplitud al éxodo del Mariel de 1980, cuando en apenas siete meses arribaron unas 125 000 personas. En los 16 meses que lleva Joe Biden en la presidencia, han entrado al país 171 80 migrantes cubanos, la mayor cantidad en toda la historia.

La frontera sur continúa siendo el principal punto de entrada irregular de cubanos a territorio estadounidense, con 139 090 del total, y unos 25 348 en mayo.

Por otro lado, cerca de 2500 cubanos han sido detenidos por las autoridades estadounidenses desde octubre pasado en su intento de emigrar ilegalmente por mar, según reportes de la Guardia Costera.

La llegada de cubanos a Estados Unidos se había desacelerado a partir del 12 de enero de 2017, cuando el presidente Barack Obama anunció el cese de la política de “pies secos, pies mojados”, pero la crisis económica en la isla desató una oleada migratoria de grandes proporciones.

Es una especie de Mariel silencioso. Los números y los testimonios que llegan de la cantidad de gente que se está lanzando a través de Nicaragua es preocupante”, explicó a BBC Jorge Duany, experto en temas migratorios de la Universidad Internacional de Florida.

La crisis económica en el país “es propicia para un estallido social”, declaró Duany, por lo que “esta última coyuntura migratoria es coherente con una práctica histórica de las autoridades cubanas, que es abrir la válvula para que los más descontentos emigren, como hicieron durante la crisis de Camarioca en el año 65, la del Mariel en el 80 y la del 94, la llamada crisis de los balseros”.

A raíz de la crisis, representantes de la administración Biden y el gobierno de Miguel Díaz-Canel decidieron entablar negociaciones migratorias en Washington el 21 de abril.