CIMEX se prepara para inminente unificación monetaria
CIMEX incluso da por sentado que el plazo para cambiar los CUC será de seis meses, como dijo Murillo en la Mesa Redonda. Cuando el río suena...
Corporación CIMEX
 

Reproduce este artículo

Nadie sabe cuándo ocurrirá, pero la unificación monetaria parece que va en serio. La corporación CIMEX, controlada por militares, anuncia varias medidas en preparación para el “día cero”.

Por ejemplo, ya formó grupos de trabajo integrados por especialistas en logística, comercio, servicios técnicos, informática y economía para que estudien cómo operará la compañía durante el proceso de unificación.

Además, CIMEX toma medidas para garantizar la seguridad y manejo del efectivo en CUC y CUP, buscando soluciones para cajas registrados, de seguridad y cajuelas.

Junto a esto, la empresa ofrece capacitación a su personal, que incluye: operación de las cajas, llenado de documentos primarios, conocimiento de la moneda, capacitación de contadores, financistas y administradores.

Hasta el momento existen 52 unidades que se encuentran dando vuelto en CUP y a finales de noviembre deben ser 379, agregó la empresa en una publicación de Twitter. “Se han identificado las unidades que continuarán aceptando CUC después del día cero, durante los 6 meses establecidos”.

 


El régimen cubano anunció a mediados de este mes de octubre que “pronto” realizaría la tan esperada unificación monetaria, durante una transmisión del programa Mesa Redonda en donde no especificó cuándo sería el “día cero” ni qué tipo de cambio aceptaría para el peso cubano frente al dólar estadounidense.

Sin embargo, el jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos, Marino Murillo, aseguró que vendría una devaluación de la moneda y que los cubanos podrían cambiar “sin problemas” sus CUC. También anunció que muchas empresas estatales con pérdidas tendrían ayuda del estado.

El día que se ordene la unificación monetaria el gobierno dará un plazo razonable para que los consumidores cambien sus CUC por pesos cubanos, recalcó Murillo, que además definió que sería un plazo no menor a seis meses. Durante ese tiempo, el cambio se mantendrá igual, en el orden de los 24 y 25 pesos cubanos por CUC.

Con su participación en el programa, Murillo buscó la comprensión de la sociedad y todos aquellos preocupados por cómo será el proceso y cuánto afectará o incidirá realmente en su día a día, de por sí agobiante por los escasos ingresos de la mayoría de los cubanos y una escasez cada vez más aguda.

Muchos economistas aseguran que esta medida golpeará a los cuentapropistas y al cubano de a pie. Radio Televisión Martí recogió recientemente declaraciones de algunos que se muestran sumamente preocupados por el daño que pueda causar a sus negocios la devaluación del peso cubano.

Tags