¡Bochornoso! Cubanos reaccionan a publicidad de Cubatel

Varios comerciales de la compañía en redes sociales han generado polémica por el tratamiento dado a la mujer cubana
 

Reproduce este artículo

Una serie de spot publicitarios para recargas de móviles de la empresa de telecomunicaciones Cubatel Ltd, radicada en EE.UU, protagonizados por los actores cubanos Yia Caamaño y Alejandro Cuervo ha generado polémica en redes sociales por el tratamiento dado a la mujer cubana.

En uno de ellos, publicado por la compañía de servicios, que utiliza a famosos de la televisión cubana e influencer para fomentar el uso de sus canales en la isla, la imagen de la cubana fue llevada al punto de que esta “se venda” por una recarga y es mostrado de forma “natural”.

En el mismo se ve al actor cubano Alejandro Cuervo en un “encuentro casual” en una calle habanera con la actriz Caamaño y allí le dice: “Te dije que te encontraba y te encontré. El otro día te metiste conmigo y al final te fuiste y me dejaste quemado. Solo quiero invitarte a tomar algo”.

La actriz lo mira con cara de poco interés y le dice que está “medio bien pero pasa de él”, mientras se marcha, el creador del spot le agrega una diálogo que a todas luces es degradante para la mujer cubana.

“¿Y si te pongo una recarga con Cubatel?”, dispara Cuervo, lo que frena en seco a la “deseada”.

“Corazón, pero hubieras empezado por ahí (…) Niñas ya vieron cómo se hace”, aconseja la actriz, mientras toma del brazo al hombre que acaba de “comprar” su compañía con apenas una recarga telefónica.

Pero no es el único video que utiliza el mismo “gancho” para vender la publicidad de Cubatel. Otro video, también de noviembre, va más allá, e incluso en su perfil de Facebook lo escriben a las claras: “Las flores ya pasaron de moda. A las mujeres se les conquista con algo MUCHO mejor, más sexy y más cool. ¿Quieren saber con qué? Véanlo acá y descarguen la App de Cubatel”.

“¿Crees que yo soy una mujer tan barata que me conformo con unas flores? Tú ves este teléfono, hoy es día de recarga y no me ha llegado ninguna notificación”, dice la misma actriz anterior en el mismo rol de “cubana interesada”.

Incluso no es hasta que el personaje de Cuervo le dice que le recargaría, que esta reacciona en buen tono, alaga las flores, el gesto y lo deja pasar a su casa. De inmediato esta representación de la mujer cubana generó disimiles comentarios en contra o a favor.

“Qué repugnante y asqueroso me parece este comercial, ¿así es como ven y valoran a la mujer cubana? Vendiéndose por una recarga, qué triste esta realidad, espero que Mariela Castro y la FMC en la voz de su secretaria Teresa Amarelle se pronuncien para que se repare este ultraje a la mujer cubana”, escribió el pasado 8 de enero la usuaria en Facebook, Chaska Lucero, basado en un texto original de Rudy Caraballo.

 

“Con una recarga te llevas una cubana. Esto es realmente bochornoso”, indicó el usuario Rafael Gross. Mientras, Linnet Acosta escribía “qué asco de promoción. Tantos años que llevan las mujeres luchando por ser consideradas a la misma altura que los hombres y vienen estos y venden a las mujeres tan baratas que se van por una recarga mierdera”.

“Qué barbaridad, ¿Qué valores son los que están promoviendo en Cuba? Quisiera ver un video como ese promoviendo una aplicación en cualquier país con derechos en el resto del mundo, como le iban a llover las demandas”, señaló Yunieky Rojas al post del video compartido por Lucero.

En un principio, la mayoría de los usuarios cubanos confundió la publicidad de Cubatel Ltd, con una marca de similar nombre, perteneciente al gobierno cubano “Cubatel S.A” que tiene más de dos décadas de fundada e igualmente se mueve en el área de las comunicaciones.

También en su página de Facebook, los de Cubatel Ltd, recibieron por su publicidad algunos comentarios que le vieron algún lado gracioso al mensaje: “¿Eso es un muchacho o un ATM? Qué fina en la parte de “hubieras comenzado por ahí”, “La verdad que ustedes están echados a perder bendiciones” o “Así me tienen a mí, seco”.

ADN Cuba se comunicó con la compañía Cubatel y esta reconoció que "este video forma parte de una serie con propósitos comerciales, no relacionados con la subestimación o cosificación de la mujer. Nuestra intención no fue perpetuar un modo de “ser” o “hacer las cosas” subordinados a lo masculino o al interés económico". 

"Acaso nos superó el entusiasmo de proyectar con jocosidad ese “gen avispado” del cubano. Esperamos que nuestro trabajo diario y las próximas producciones borren el mal sabor de este desafortunado producto publicitario", concluyeron.