Balance del último sismo en Oriente: más de 300 viviendas afectadas

El día después del sismo, el presidente cubano se apresuró a informar que no había daños, pero ahora la prensa oficialista reporta numerosos efectos del temblor en viviendas de la provincia Granma
Cuba terremoto gente en la calle
 

Reproduce este artículo

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ha llamado a atender de inmediato las afectaciones provocadas en viviendas y otros inmuebles por el sismo del pasado 28 de enero.

El terremoto de magnitud 7,7 con epicentro al norte de Jamaica, ha sido el de mayor proporción registrado por el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas de Cuba (CENAIS).

El día después del sismo, el mandatario cubano se apresuró a informar que no había daños, pero ahora la prensa oficialista reporta numerosos efectos del temblor en viviendas de la provincia Granma.

Sólo en esa provincia se reportaron más de 300 viviendas con algún tipo de daño. Francisco Alexis Escribano Cruz, nuevo gobernador provincial, destacó que las afectaciones fundamentales consisten en agrietamiento de paredes y se dará respuesta a ellas a través de diferentes planes como subsidios, ventas de materiales y aceleramiento del plan de conservación y rehabilitación, en correspondencia con cada caso, de acuerdo con información de la prensa local.

"Estamos trabajando para que las afectaciones a estas viviendas puedan quedar resueltas en el año, tal como indicó el Presidente de la República", añadió Escribano Cruz.

Las entidades estatales deberán solucionar sus casos respectivos, como escuelas, farmacias y otras instituciones, que se han evaluado por los diferentes organismos.

Las comisiones encargadas de valorar los daños han trabajado de manera inmediata en el recorrido de las zonas afectadas y el envío de información precisa. 

Según las autoridades, especialistas del CENAIS realizaron un exhaustivo examen macrosísmico para apreciar a lo largo de la zona más cercana al epicentro del sismo de magnitud 7.1 en la escala de Richter, los daños reales producidos por ese evento en el país. El periplo abarcó los poblados de Pilón, Niquero, Cabo Cruz, Media Luna, Campechuela, Yara y Bayamo, todos en la provincia de Granma.