La Habana: así se vivió el terror la noche del 11 de julio

Disparos, golpes con palos y una amplio despliegue militar caracterizó la noche de ayer en la capital de Cuba, luego de comenzar el levantamiento popular que se extendió por barrios céntricos de la ciudad
 

Reproduce este artículo

Disparos, golpes con palos y una amplio despliegue militar caracterizó la noche de ayer en la capital de Cuba, luego de comenzar este 11 de julio el levantamiento popular que se extendió por barrios céntricos de la ciudad.

Los reportes que llegaron a nuestra redacción muestran que la convulsión social sigue en marcha, mientras las fuerzas del orden público, supeditadas al gobierno de Miguel Díaz-Canel, intentan en vano desalojar las calles y regresar la ciudad a la calma.

Con la caída de la noche en Cuba, las fuerzas represivas agudizaron sus ataques contra la población: videos muestran cómo policías y tropas especiales ingresaban a barrios y viviendas de manifestantes para llevárselos detenidos.

Imágenes difundidas por ADN Cuba evidencias la represión nocturna, como una estrategia para que la denuncia se dificulte; sin embargo, todos los actos se van documentando en redes sociales.

La víspera, unos 8000 cubanos se congregaron frente al Capitolio habanero este domingo en una de las protestas más grandes registradas en la capital de la isla, aseguró a ADN Cuba la activista Zuleidis Crespo.

Crespo comprobó que la manifestación continúa a pesar de la represión policial, la ausencia total de electricidad y las inclemencias de la noche en uno de los puntos más emblemáticos de La Habana.

Sobre las 8:00 p.m., hora de Cuba, comenzó el toque de queda decretado por las autoridades para detener los contagios de coronavirus, por lo que los manifestantes estarían violando las medidas gubernamentales.

Al respecto, el periodista Abraham Jiménez, reportero de The Washington Post, alertó: “si algo pasa esta noche, si hay muertos y heridos, todo será tu culpa Díaz-Canel. Nadie debería llamar a la violencia, menos un presidente. Este país no es de los comunistas, como dices, es de los cubanos”.

Gutiérrez hizo referencia a las declaraciones del presidente y primer secretario del Partido Comunista este domingo, quien hizo un llamado a enfrentar el estallido social con la participación de los partidarios del gobierno.

"La orden de combate está dada, las calles son de los revolucionarios", aseguró el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, quien también dijo: “estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a todos los comunistas, a que salgan a las calles en cualquiera de los lugares en que se van a producir estas provocaciones”.

Las imágenes y videos compartidos por ciudadanos comunes en redes sociales, y medios independientes, confirman que las calles están llenas de personas molestas con la situación del país y sus propias vidas.

Mientras, se reporta incidentes de represión, uso de violencia, incluso de disparos con balas de goma contra los manifestantes pacíficos.

El gobierno convocó a sus simpatizantes tanto como a las fuerzas del orden público y agentes especializados. A pesar de la confusión reinante, varios reportes que llegan a nuestra redacción muestran en las calles a los “boinas negras”, fuerzas especiales del Ministerio del Interior.

Activistas opositores fueron detenidos o están desconectados e incomunicados. Entre estos se cuentan Tania Bruguera, Luis Manuel Otero Alcántara y el colaborador de ADN Cuba Héctor Luis Valdés.

Las protestas comenzaron este domingo en las calles de San Antonio de los Baños, en la provincia de Artemisa, para manifestar su oposición y rechazo al régimen imperante en la isla.

Sin embargo, miles de cubanos salieron a las calles en otras partes de la isla, como Cienfuegos, Camagüey, Santiago de Cuba, Cárdenas, Bauta y Palama Soriano.