"Nosotros le damos la bienvenida a todos los seres humanos", dice pastora cubana
Una iglesia inclusiva para la diversidad sexual en Cuba
 

Reproduce este artículo

“Para nosotros la salvación está en todos los seres humanos siempre y cuando amen a otros seres humanos y las relaciones no sean violentas” dice Elaine Saralegui, Pastora de la Iglesia de la Comunidad Metropolitana, un ministerio inclusivo para las personas de la diversidad
sexual.

“Realizamos las bendiciones de amor”, continúa esta joven Pastora de hablar dulce y enérgico, “La comunión es un símbolo muy importante para el cristianismo, es el símbolo de la plena inclusión a la mesa de Jesús”.

Elaine dice que la iglesia es una voz que ha estado acallada durante mucho tiempo: “Nosotros le damos la bienvenida a todos los seres humanos”, independientemente de su orientación sexual o identidad de género, incluso las personas heteros también acuden a nuestra
comunidad, porque le damos un sentido divino a la sexualidad como un
don de Dios”.

Es curioso y valiente lo que hacen Elaine Saralegui y la Iglesia de la Comunidad Metropolitana, porque han sido la iglesia católica, la evangélica y la metodista las que han arremetido, hasta lograr su eliminación, contra el artículo 68, que era la propuesta para cambiar la definición de matrimonio en la nueva constitución que intenta imponer el gobierno cubano. 

“Para nosotros, continúa Elaine, “ninguna iglesia tiene que dar tickets ni papeletas de quién viene, quién entra y quién no entra”. Termina diciendo esta joven Pastora:

“Quisiéramos que la iglesia se involucre más en estos cambios, que sea luz para la sociedad y acompañe al pueblo cubano”.