El juez dicta cinco años de alejamiento para el acosador de Kendall Jenner que apareció nadando desnudo en su piscina

El individuo que llegó a colarse el mes pasado en su vivienda para, entre otras cosas, nadar desnudo en su piscina, Shaquan King, tendrá que mantenerse alejado de la estrella y de su madre, Kris Jenner, durante un período de cinco años
Kendall y Kylie
 

Reproduce este artículo

Si hace unos días Kendall Jenner podía respirar un poco más tranquila después de que un juez dispusiera una orden de alejamiento contra un hombre que, además de merodear por los alrededores de su mansión angelina, había comprado un arma de fuego con la supuesta intención de dispararla, ahora la modelo ha recibido otra buena noticia por parte del sistema judicial.

Y es que el individuo que llegó a colarse el mes pasado en su vivienda para, entre otras cosas, nadar desnudo en su piscina, Shaquan King, tendrá que mantenerse alejado de la estrella y de su madre, Kris Jenner, durante un período de cinco años.

Esta es la decisión que ha tomado un magistrado de California después de que el equipo legal de la celebridad presentara la correspondiente solicitud poco después de que ocurrieran los hechos.

De forma más concreta, el intruso no podrá acercarse a menos de 100 yardas (91 metros) de la estrella de las pasarelas y de su famosa madre, una medida que se extiende a las propiedades inmobiliarias de ambas, a sus lugares de trabajo e incluso a sus vehículos con independencia de si ellas se encuentran o no presentes.

Asimismo, esta orden de protección prohíbe tajantemente cualquier tipo de contacto telemático con las víctimas, entre las que también se incluye la hermana pequeña de la celebridad, Kylie Jenner, después de que King fuera detenido poco más tarde al ser avistado deambulando muy cerca de su vivienda.

Según el informe policial que se publicó en su momento, fueron los miembros del personal de seguridad de la mansión quienes detectaron al acosador disfrutando de un refrescante baño en la piscina del recinto.

En cuestión de unos pocos minutos, el citado King fue finalmente arrestado por la policía y, tras pasar unas seis horas en las celdas de la comisaría, fue puesto en libertad con cargos.

Un día y medio más tarde, el acusado fue detenido de nuevo, esta vez en relación con Kylie, y por tanto ha tenido que prestar declaración ante el juez para responder de los delitos de hostigamiento y allanamiento de morada.