¿Qué ha pasado con Pablo Lyle, el actor que mató a un cubano?

Han pasado dos años desde que el actor mexicano Palo Lyle fuera detenido en la ciudad de Miami
Pablo Lyle
 

Reproduce este artículo

Han pasado dos años desde que el actor mexicano Pablo Lyle fuera detenido en Miami luego que protagonizara un incidente violento en una carretera con un hombre de origen cubano que días después falleció, presuntamente, a causa de los golpes que recibiera del actor.

La situación legal del actor sigue complicándose, desde aquel 31 de marzo de 2019 en que golpeó a cubano, Juan Hernández, de 63 años, tras una discusión de tráfico y por lo que ha sido condenado con el cargo de "caso potencial de asesinato en segundo grado" en Estados Unidos.

Un experto legal señaló al show “El Gordo y la Flaca” de Univisión, que tanto la fiscalía como la defensa del actor aún están a tiempo de llegar a un arreglo para evitar el juicio que podría enviar al actor a la cárcel hasta por 15 años.

Pero la familia cubana del fallecido, quien murió a consecuencia de los golpes que se dio en la cabeza al caer cuando Pablo le dio en el rostro, no está dispuesta a dejar las cosas como están y en entrevista televisiva el hijo del fallecido habló sobre los difíciles momentos que ha vivido su familia y que lo llevarán hasta las últimas consecuencias.

“Vamos a llevar las cosas hasta las últimas consecuencias, todo lo que se pueda hacer para que se haga justicia, lo voy a hacer. De que él tiene que cumplir por lo que hizo,sí. Y ha afectado mucho a la familia en todos los sentidos", dijo el hijo del fallecido al canal Univisión.

Pablo Lyle y su familia también enfrentan una fuerte crisis económica por la falta de empleo del actor quien mantenía a la misma. Una juez en Estados Unidos rechazó la petición del artista de viajar a México para realizar proyectos, porque debe cumplir su arresto domiciliario. Pablo tiene dos hijos pequeños fruto de su matrimonio con Ana Araujo.

Se espera que este 15 de marzo inicie el juicio contra Pablo Lyle, según lo ratificado por la jueza Marlene Fernández-Karavetsos, del condado de Miami-Dade.

El mal manejo de la ira en un incidente de tránsito pudo haber provocado el golpe que Pablo Lyle dio a un hombre que días después falleció, pero después de dos años, quizá esté aprendiendo mucho sobre paciencia y solidaridad, algo que no comprendió en marzo de 2019.