Demi Lovato casi muere por drogas y fue violada

La nueva serie documental de la popular cantante y actriz, Dancing with the Devil, cuenta los momentos más oscuros de su adicción y las secuelas que dejó para su salud.
 

Reproduce este artículo

La cantante y actriz Demi Lovato fue adicta a las drogas, pero tuvo que tocar fondo para tomar conciencia de su padecimiento y salir a flote. Fue un proceso difícil, que la estadounidense ha querido compartir con sus fans en una docuserie.  

La sobredosis que vivió en julio del 2018 le provocó nada más y nada menos que tres infartos y un paro cardiaco.

“Mis fans siempre han sido mi apoyo, pero creo que ellos se merecen la verdad, se merecen saber qué sucedió conmigo, y si puedo ayudar u orientar de alguna forma, espero que esto sirva”, contó ayer la estrella la presentación de Demi Lovato: Dancing with the Devil.

En la serie documental, que tuvo su premier anoche en el Festival South by Southwest 2021, la intérprete de “Sorry Not Sorry” también se sincera sobre una violación y abuso que sufrió en diversos momentos de su vida. “Mejor decirlo tal como es que esconderlo en una verdad a medias”.

Esta última producción fue dirigida por Michael D. Ratner y se estrenará el próximo 23 de marzo en el canal de YouTube de Lovato.

El 2 de abril, la cantante lanzará Dancing with the Devil… The Art of Starting Over, su primer álbum musical desde 2017.

Rodado completamente en tiempo de pandemia, entre el verano y otoño del 2020, el proyecto muestra debilidades y fortalezas emocionales de la estrella de 28 años.

En la producción, además de revelar que no está habilitada para manejar vehículos por las consecuencias de su sobredosis, y que tiene distintos puntos ciegos periféricos, lamenta que su familia y sus amigos sufrieran acoso online y físico por suposiciones erróneas.

Aportan testimonios a la docuserie su madre, Dianna, su padrastro, Eddie de la Garza, sus hermanas Maddison y Dallas, y sus mejores amigos, Sirah y Matthew.

Incluso participa, Dani, su ex coreógrafa y quien fue acosada brutalmente por medios y fans luego del oscuro suceso.

“Ella estaba muy reticente, y la entiendo. Creo que la culparon, porque nadie entiende que lo que hice fue por mí, y yo no era consciente de eso hasta que vi todo el daño que causé”, puntualizó la cantante.