Kanye West fracasa, ni Kim Kardashian vota por él

El rapero y candidato independiente a la presidencia de EE.UU, Kanye West, transmitió su voto por él mismo, aunque apenas raspó unos 60 mil votos en todo el país y ni su esposa votó por él
Kanye West
 

Reproduce este artículo

El rapero y productor musical Kanye West, candidato a la presidencia de EE.UU, publicó en Twitter su momento electoral cuando anunció que había votado por el candidato en el que más confiaba o sea en sí mismo.

"Votando por primera vez en mi vida por el presidente de los Estados Unidos y es por alguien en quien realmente confío, yo mismo", aseguró el rapero West. Este se presentó en 12 estados, aunque no en algunos cruciales como Florida, Pensilvania o Michigan, aunque se ha pasado las últimas semanas explicando a sus seguidores sobre cómo votar por él. 

Pero resulta que ni su esposa, la popular influencer Kim Kardashian, habría votado por él a juzgar por sus últimos tuits. Kim se había adelantado en votar, mucho antes que su esposo y había retuiteado un mensaje en el que la candidata demócrata a la vicepresidencia Kamala Harris instaba a los ciudadanos al voto. Aunque la celebridad no lo ha asegurado se supone que haya votado por el candidato demócrata.  

   

Más tarde publicó un video de sí mismo emitiendo su voto en Cody, Wyoming, donde depositó su papeleta. También le ha dado las gracias a Jesucristo.

Según recuentos de la agencia AP, con casi el 80% escrutado, el candidato West había obtenido más de mil votos en todos esos 12 estados donde apareció en la boleta. En total, han sido cerca de 60 mil votos.

El mayor botín de Kanye lo tuvo en Tennessee, donde ha obtenido más de 10 mil votos, si bien el magnate del rap nunca superó en ningún estado un porcentaje de voto por encima del 0,04%.

Por ejemplo, en Colorado, que ha ganado Biden, West ha obtenido casi 6000 votos mientras en Vermont, otro estado de Biden, West ha logrado algo más de 1200 votos, según el recuento.

West años antes fue una de las celebridades que apoyaban a Donald Trump, pero esta vez lanzó su campaña para la Casa Blanca en julio con declaraciones erróneas que suscitaron rumores de su estado mental. El ganador de 21 premios Grammy había explicado en el  2018 que sufre de trastorno bipolar y en esta ocasión su esposa Kim Kardashian volvió a recordar estos episodios, para justificar la actuación de su esposo.

En general West invirtió cerca de 6,7 millones de dólares en su campaña, según una presentación ante la Comisión Federal de Elecciones, y en un video reciente enfatizó la religión y los valores familiares como puntos fuertes de su programa, que finalmente cayó en saco hueco.