Johnny Depp: alcohol, pastillas y cuatro líneas de cocaína “para el almuerzo”
La ex esposa del cotizado actor, Amber Head, revela durante el juicio que comenzó esta semana, fotos de los vicios de Johnny Depp. El artista de 57 años demandó por difamación al diario británico The Sun y al parecer no le importa que su reputación arda.
Amber Heard y Depp antes de su separación. Foto: Tomada de ABC

Esta es otro capítulo en la historia de un matrimonio de famosos, que ha terminado de la peor manera y cuyas cenizas continúan flotando en el viento. La descomposición de la pareja “exitosa” que alguna vez fueron el cotizado actor Johnny Depp y la también actriz de Hollywood, Amber Heard, parece formar parte del argumento que filmara en 2019 Noah Baumbach, pero es dolorosamente real.

Depp y Amber Heard, de 34 años, comenzaron su relación luego del rodaje de The Rum Diary (2011) y se casaron en Los Ángeles en febrero de 2015, pero apenas dos años después se divorciaron.

Una imagen que muestra alcohol, drogas y pastillas fue llevada a los tribunales por la ex esposa de Depp, como evidencia de la pérdida de control del actor estadounidense. Ambos están en Londres para el juicio por difamación contra el periódico The Sun, que lo acusó de ser un “golpeador de esposas”.

Depp es un ícono del cine que se ha movido entre la escena independiente y los grandes estudios. El intérprete en películas de culto como Edward manostijeras, o Miedo y asco en Las Vegas, y de blockbusters tales Piratas del Caribe, según su ex también tiene un lado oscuro de abusador.

Sin embargo, Depp ha negado ante el Tribunal Superior de Londres que maltratase a Heard, como publicó The Sun en 2018, aunque reconoció que en aquella época tenía problemas de alcoholismo. Y al parecer no solo la bebida había robado las energías de Depp.

Los testimonios y evidencias de la vida “salvaje” del matrimonio de artistas son muy duros. Infidelidades que detonaron fuertes discusiones, y un estilo de vida alocado de Johnny Depp, son algunas de las sombras ahora ventiladas ante la opinión pública.

En el segundo día de juicio (este miércoles), la defensa del periódico expuso fotografías cedidas por Amber. En una se ve botellas de whisky y cuatro rayas de cocaína sobre la mesa de vidrio de la casa en Los Ángeles de Heard, además de un curioso artículo: una “caja de pastillas”, con una calavera a relieve que asegura pertenece a Depp (“Propiedad de JD”, se lee) quien lo habría tenido todo “listo para consumir” a las 13:37 pm. Otra de las imágenes muestra al actor desmayado en el suelo junto a su cama, presuntamente drogado.


Heard asegura que tomó la foto en el 2013, el día en que el actor filmaba un documental sobre el rockero Keith Richards, poco antes de que ambos actores tuvieran otra pelea por el consumo de drogas y alcohol de Depp.

Defendiéndose, él reconoció sus excesos, pero aseguró que su entonces mujer lo instaba a seguir llevando esa vida y consumir alcohol y drogas. Además, ha dicho que Amber Heard lo agredió a él.

Interrogado sobre su adicción, por la abogada del “News Group Newspapers”, propietario del tabloide sensacionalista, el actor reconoció haber “sucumbido a sus viejos demonios” en marzo de 2013, después de 160 días sobrio, pero negó que golpeara a Heard.


A favor del actor testificarán, además del ex asistente de Heard y el actor Paul Bettany, dos de las antiguas parejas de Depp, la actriz y cantante francesa Vanessa Paradis y la norteamericana Winona Ryder. Se espera que ambas declaren que él nunca las golpeó.

El artista de 57 años demandó por difamación al diario británico y al parecer no le importa que su reputación arda por el camino. El juicio comenzó el martes en Londres luego de ser aplazado por la pandemia del coronavirus.

Depp ya acusó a Amberd Heard –quien testifica a favor del tabloide sensacionalista– de ser una “narcisista sociópata y calculadora que se casó con él para progresar en su carrera” en Hollywood. También describió supuestas agresiones que recibió de la actriz.

The Sun es el diario más leído en idioma inglés, con una tirada de alrededor de más de 3 millones de ejemplares y cuyos lectores se estiman en 8 millones y medio. Depp exige que el tabloide lo compense por “difamación”, debido a un artículo del 2018 en el que lo calificaron como un “golpeador de esposas”. Se prevé que el juicio dure tres semanas.