Al infinito y más allá: Jeff Bezos llega al espacio

El multimillonario y el resto de pasajeros despegaron sobre las 8:13 a.m., hora de Texas, en un viaje que en total duró unos once minutos.
 

Reproduce este artículo

Jeff Bezos, el fundador de Amazon y el hombre más rico del planeta, alcanzó este 20 de julio el espacio junto a otros tres acompañantes a bordo del New Shepard, un cohete de la compañía Blue Origin con el que superó los 100 kilómetros de altitud.

El multimillonario y el resto de pasajeros despegaron sobre las 8:13 a.m., hora de Texas, es decir, con algo de retraso respecto a la hora prevista a causa de revisiones técnicas de último minuto, en un viaje que en total duró unos once minutos.

Unos tres minutos después de despegar, la cápsula con sus ocupantes se despegó sin contratiempos del cohete propulsor tras superar la línea imaginaria de Karman, situada a 99,7 kilómetros de la Tierra, la división entre la atmósfera terrestre y el espacio exterior.

Con Bezos viajaron Oliver Daemen, hijo de 18 años de un financiero holandés; Mark, el hermano de Bezos, y Wally Funk, de 82, una exaprendiz de astronauta. Funk se convirtió en la persona de mayor edad en viajar al espacio y Daemen, en la más joven.

Jeff Bezos festeja el éxito de la travesía en el New Shepard, la nave que construyó su compañía Blue Origin y con la que viajó junto a otras cinco personas al espacio (Blue Origin)

 

El viaje previo

 

El fundador de Virgin Galactic, Richard Branson, hizo el viaje el 11 de julio, superando por poco al magnate del Amazonas en esta batalla de multimillonarios. Pero Bezos, como Branson, insiste en que no se trata de una competencia.

“Hay una persona que fue la primera en el espacio, su nombre era Yuri Gagarin, y eso sucedió hace mucho tiempo”, dijo el lunes al programa Today en NBC, haciendo referencia al hito de 1961 del cosmonauta soviético. “Esto no es una competencia, se trata de construir un camino hacia el espacio para que las generaciones futuras puedan hacer cosas increíbles allí”, agregó.

Blue Origin también mira más alto: respecto a la altitud a la que ascendió su nave reutilizable New Shepard en comparación con el avión espacial de Virgin, tanto como en sus ambiciones.

Bezos, de 57 años, fundó Blue Origin en 2000 con el objetivo de algún día construir colonias espaciales flotantes con gravedad artificial donde millones de personas trabajarán y vivirán. Hoy, la compañía está desarrollando un cohete orbital llamado New Glenn y un módulo de aterrizaje lunar que espera contratar con la NASA.

New Shepard ha realizado 15 vuelos sin tripulación para ponerlo a prueba y testear los mecanismos de seguridad, como disparar la cápsula lejos de la plataforma de lanzamiento si el cohete explota o aterrizar con un paracaídas menos.

Tags