Skip to main content

"Una masacre": más organizaciones condenan hundimiento de lancha en Bahía Honda

La Asamblea de la Resistencia Cubana calificó este hecho como una "masacre"

Actualizado: 10 November, 2022

 

Organizaciones como el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) y la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) se unieron a la ola de condenas al régimen de La Habana por el hundimiento de una lancha rápida en Bahía Honda el 29 de octubre, donde murieron ocho personas.

El OCDH cuestionó en un comunicado el procedimiento empleado por las Tropas Guardafronteras (TGF) de Cuba que provocó la muerte de ocho migrantes cubanos que intentaban llegar a Estados Unidos, incluida una niña de dos años.

"En la localidad de Bahía Honda, una embarcación con personas que huían de la isla el viernes pasado, fue embestida por una lancha patrullera de las Tropas Guardafronteras (...) Estamos ante un procedimiento contrario a los principios y prácticas aplicables a los migrantes y refugiados", denunció el OCDH este martes.

La organización solicitó una investigación de la Organización Marítima Internacional (OMI) en coordinación con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"No es la primera vez que el gobierno cubano utiliza estos métodos violentos para impedir la salida del país de cubanos que huyen de la represión, la hambruna y el deterioro existencial. Tampoco es la primera vez que las autoridades encubren su responsabilidad en lo sucedido, favoreciendo la impunidad, siendo el ejemplo más grave el hundimiento del remolcador "13 de Marzo" en 1994", añaden.

La ONG aseguró que apoya "una emigración segura, legal y ordenada, así como la libertad de movimiento de las personas", pero lamenta que "los cubanos se vean obligados a lanzarse al mar o a cruzar la peligrosa selva del Darién para solucionar sus problemas".

Por otro lado, la Asamblea de la Resistencia Cubana calificó este hecho como una "masacre".

"Condenamos la violencia sistemática ejercida por la dictadura castrista en contra del pueblo cubano, y específicamente la masacre de cubanos en el mar, como ya hicieran con el Remolcador 13 de marzo", indicó la ARC en un comunicado.

También la organización con sede en Miami instó a la comunidad internacional, al gobierno de los Estados Unidos y a las organizaciones de derechos humanos a que exijan una investigación independiente de los hechos y condenen el exceso de violencia e impunidad de los guardacostas cubanos.

Varios testimonios de sobrevivientes del hecho indican que se trató de una acción premeditada de las Tropas Guardafronteras.

Diana Meizoso, madre de la niña de dos años fallecida en el hundimiento de la lancha rápida, declaró a Radio Televisión Martí que la embarcación fue embestida por los guardafronteras del régimen cubano.

La mujer, quien también resultó lesionada tras el impacto, contó que los guardafronteras dijeron: "Ahora los voy a partir al medio" y después "nos embistió y la partió al medio".

Meizoso confirmó que los sobrevivientes fueron detenidos ese día y que la mayoría han sido liberados.

Por su parte, el régimen, para justificarse, aseguró que la embarcación, que transportaba a 23 pasajeros era de origen estadounidense y que “violó el mar territorial de Cuba en una operación de tráfico de personas”.


Derechos Humanos