Skip to main content

Régimen mantiene incomunicado a preso político del 11J

El preso político César Adrián Delgado Correa lleva más de una semana sin poder comunicarse con su familia

Image
Preso político César Adrián Delgado Correa y su esposa
Fotomontaje ADN Cuba | Preso político César Adrián Delgado Correa y su esposa

Actualizado: 27 November, 2022

 

El preso político César Adrián Delgado Correa lleva más de una semana sin poder comunicarse con su familia, según denunció en redes su esposa, Roxana García Pedraza.

“(...) hace hoy 9 días que no escucho tu voz,no sé nada de ti, mi querido amado esposo, solo exijo libertad y justicia, hasta cuándo va hacer esto [sic] te quiero a mi lado donde siempre debiste de estar...
Libertad para mi esposo César Adriam Delgado Correa, que está arrastrando una cadena injusta”, escribió la joven en Facebook.
 
Al parecer, en similar situación se encuentran varios reos en Matanzas, porque la usuaria Yuneisy Santana González explicó que los presos de la prisión de Agüica en Matanzas no se han comunicado con sus familiares y se desconocen los motivos. La internauta exigió que se cumplan los reglamentos penitenciarios,  que establecen un tiempo determinado y una regularidad en las llamadas telefónicas de los reos.

“Les recuerdo que son SERES HUMANOS!!! y los familiares esperamos con ansias esos pocos minutos que nunca llegan a los 5 establecidos y nos preocupamos.BASTA YA!!!”, dijo.

Delgado Correa es uno de los cientos de prisioneros del régimen por manifestarse pacíficamente el 11 de julio de 2021. Fue condenado a cinco años de privación de libertad.

El 11 de febrero de 2022, Delgado Correa y García Pedraza se casaron en la cárcel donde él está recluido, en el municipio Colón, en Matanzas.

Por otro lado, existe actualmente un total de 285 manifestantes de las protestas del 11J a la espera de juicios en su contra, algunos con peticiones fiscales de hasta 15 años de privación de libertad.

Un informe de octubre del grupo Justicia 11J recoge que, de esa cifra, unas 135 personas permanecen en la cárcel bajo medida cautelar de prisión provisional.  Unas 233 “aún no reciben las conclusiones provisionales de parte de la Fiscalía para abrir la fase de juicio oral. Otras 3 personas salieron del país con procesos judiciales pendientes”.

Hasta la fecha, 626 personas han sido procesadas en juicios ordinarios por su participación en las manifestaciones masivas del 11J; 46 en juicios sumarios, y José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, es el único ciudadano que permanece en un penal con una condena de cuatro años después de haberle sido revocada la sanción subsidiaria de limitación de libertad.
 
Solo cinco personas han sido absueltas y una multada. Buena parte de los procesados en juicios ordinarios han interpuesto ante las autoridades recursos de apelación y/o casación.

De los condenados, unos 495 se encuentran cumpliendo o cumplieron sus sanciones; otros 53, entre ellos cuatro menores de 18 años, son sometidos a trabajo correccional con internamiento y 49 sin internamiento. De los 30 manifestantes con limitación de libertad, unos 13 son menores de edad.

Las sanciones más severas aplicadas por el régimen cubano han sido de entre 20 y 25 años de cárcel. En tal caso se encuentran cinco cubanos, mientras que 119 cumplen sanciones que oscilan entre 10 y 20 años.


 


Derechos Humanos