Skip to main content

Manifestantes del Vedado continúan presos “bajo investigación” a dos meses de su violento arresto

Sesenta días después de la detención violenta de varios manifestantes en La Habana, continúa el proceso de instrucción contra ellos

Actualizado: 2 December, 2022

 

Sesenta días después de la detención violenta de varios manifestantes en La Habana, continúa el proceso de instrucción contra el joven rapero Alejandro Guilleuma Ibáñez, uno de los participantes en la protesta pacífica ocurrida el 1 de octubre cerca de las calles Línea y F, en El Vedado.

“Un grupo de personas se juntó en Línea y F, no quizás deliberadamente, pero surgió de ahí una protesta y varios muchachos fueron detenidos y golpeados por el aparato represivo y enviados, algunos de ellos muy golpeados, a 100 y Aldabó [sede del Departamento Técnico de Investigaciones, del Ministerio del Interior]”, dijo en entrevista con Radio Televisión Martí el opositor José Alberto Álvarez Bravo, residente cerca del lugar de los hechos.

Entre el 29 de septiembre y el 1ro de octubre, cientos de cubanos se lanzaron a la calle en barrios principalmente de La Habana, aunque se reportaron cacerolazos en otras localidades del país. Las demandas iban desde el restablecimiento de los servicios de “agua y luz” tras el paso del huracán Ian hasta exigir “libertad” y criticar abiertamente a los dirigentes del régimen comunista por su gestión de la crisis.

Guilleuma Ibáñez, de 29 años de edad, “es nieto de nuestro icónico ‘Viejo Alfredo’, pero, a pesar de que lo crió, Alejandro nunca ha tenido un activismo político hasta que se dio esa coyuntura en la misma esquina de su casa”, explicó Álvarez Bravo.

El opositor se refiere al activista conocido como “El viejo Alfredo”, quien acompañó durante mucho tiempo, “hasta su reciente muerte”, al movimiento de derechos humanos Damas de Blanco.

De acuerdo con el medio citado, la Fiscalía Municipal de Plaza de la Revolución ordenó la prisión provisional para Guilleuma Ibáñez y otros tres manifestantes detenidos con violencia: Hillary Gutiérrez y su hermano Frank Artola, hijos del actor Frank Artola; y el artista visual José Adalberto Fernández Cañizares. Este último fue golpeado brutalmente en el rostro por agentes del gobierno en el barrio habanero del Vedado, según testigos y varias ONG de derechos humanos.

Hillary, de 26 años, fue internada en la prisión de Mujeres de Occidente, mientras que los hombres se encuentran en la prisión de máximo rigor de Valle Grande.

“Alejandro lleva más de un mes en Valle Grande a la espera de que le sean presentado cargos. Él está en este proceso inicial de instrucción penal. Le están imputando esto que es típico, que se lo ponen a todo el mundo: ‘Resistencia’ y ‘Desacato’”, declaró la fuente de Radio Televisión Martí.

“Tiene nombrado abogado, pero todavía no está invocado un proceso formal contra él porque dicen los instructores policiales que están investigando”, agregó Álvarez Bravo.

Otros arrestados en la protesta del Vedado fueron excarcelados bajo fianza el 20 de octubre, entre ellos la bailarina y artista circense Rosmery Almeda Tapia y el diseñador Danilo Martínez Rojas.

Aunque hubo barricadas y cierre de calles con quema de llantas, las manifestaciones de hace dos meses se desarrollaron pacíficamente, excepto en los puntos donde el gobierno ordenó a policías, paramilitares y reclutas del Serivicio Militar que detuvieran y reprimieran a quienes protestaban.

El gobernante Díaz-Canel afirmó por esos días que a los cubanos que protestan en las calles se le aplicará “todo el rigor de las leyes”. Ante las cámaras de la televisión estatal el presidente designado por el general Raúl Castro acusó a los manifestantes de tener vínculos con “la contrarrevolución del exterior”.


Derechos Humanos