Skip to main content

Lanzan campaña #NoAlCódigoPenalContraElPueblo

El pasado 1 de septiembre de 2022, la Gaceta Oficial de la República de Cuba anunció que en 90 días el Código Penal entraría en vigor

Actualizado: 17 November, 2022

 

La Red en Defensa de los Derechos Humanos (RDDH) lanzó el miércoles la campaña #NoAlCódigoPenalContraElPueblo, que cuestiona abiertamente la ley que entrará en vigor en diciembre próximo en Cuba y podría traer consigo una mayor represión.

Solo en los primeros seis meses del año en curso el derecho a la libertad de expresión, ya criminalizado en Cuba y más con este nuevo Código, se ha visto afectado en más de 863 casos, según registros de la RDDH.

"Si bien se violan otros derechos por el principio de interdependencia, el de la libre expresión nos preocupa sobremanera pues es uno de los derechos que de forma explícita será fuertemente violentado en el Nuevo Código Penal específicamente en su Artículo 143", indica la organización independiente en un comunicado.

La Red señaló seis puntos preocupantes: el nuevo Código ratifica que el Estado, el gobierno y el Partido Comunista (PCC) están por encima de la ciudadanía; mantiene como delito el abandono de funciones en el exterior y no incluye políticas para reducir el número de presos; no tipifica el delito de feminicidio; criminaliza el uso de las redes sociales; añade las facultades que otorga a la Policía y la Seguridad del Estado la Ley de Proceso Penal; incluye castigo a personas u organizaciones que reciban financiación extranjera

El pasado 1 de septiembre de 2022, la Gaceta Oficial de la República de Cuba anunció que en 90 días el Código Penal entraría en vigor. 

"Sabemos que no podemos revocar ni impedir que el régimen aplique este código contra el pueblo, pero sí queremos demostrar nuestro desacuerdo y hacer conciencia del peligro que supone este nuevo manifiesto legal", agregaron los activistas cubanos.

La organización también hizo un llamado a la sociedad civil para que firme esta petición.

El Código Penal fue aprobado en mayo de 2022 por la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) sin haber sido sometido a consulta popular.

Desde hace meses, el nuevo código es criticado por opositores y activistas en la isla por tipificar nuevas figuras delictivas que criminalizan aún más la manifestación, la oposición política y el activismo.

En su artículo 143, dentro de la figura delictiva “Otros actos contra la Seguridad del Estado”, el Código Penal dispone que “incurre en sanción de privación de libertad de cuatro a diez años” aquel cubano que, “por sí o en representación de organizaciones no gubernamentales, instituciones de carácter internacional, formas asociativas o de cualquier persona natural o jurídica del país o de un Estado extranjero, apoye, fomente, financie, provea, reciba o tenga en su poder fondos, recursos materiales o financieros, con el propósito de sufragar actividades contra el Estado y su orden constitucional”.


Derechos Humanos