Skip to main content

Activista Lázaro Mireles denuncia “amenaza de muerte” por parte del “comunismo rancio, sectario y criminal”

El cubano Lázaro Mireles, residente en Madrid, denunció haber recibido una “amenaza de muerte” por su activismo contra el régimen comunista de la isla

Actualizado: 2 December, 2022

 

El cubano Lázaro Mireles, residente en Madrid, España, denunció haber recibido este jueves una “amenaza de muerte” por su activismo contra el régimen comunista de la isla.

Mireles, líder de la organización Acciones por la Democracia, dijo a ADN Cuba que un joven dejó flores y una tarjeta en el restaurante donde él trabaja en Madrid. El mensaje contiene una ilustración de una carretera en cuyos márgenes se observa, los carteles “Madrid”, “Génova” y “La Almudena”, y, al final del camino, hay dibujada una lápida con las siglas R.I.P. (“descanse en paz”, en latín).

Mireles cree que el letrero de Génova hace alusión a la calle homónima donde se encuentra la sede nacional del Partido Popular español, lugar donde Acciones por la Democracia ha realizado actividades para “intentar dar visibilidad [a la situación de la isla] y hacer lobby político” contra las autoridades comunistas cubanas.

El mensaje “quiere decir que mi destino final es el cementerio de La Almudena en Madrid, porque me van a matar o de alguna manera se van a deshacer de mí”, explica el activista.

“Es bastante lamentable. El verdadero rostro del fascismo es el de quien hace este tipo de amenazas. Así actúa el comunismo rancio, sectario y criminal, que no tolera a quien piensa diferente y quiere libremente expresarse”, afirma Mireles.

El opositor agrega que “Cuba necesita un cambio de sistema, una vida digna para nuestra gente, y no vamos a parar de exigirlo, por más amenazas que vengan. Si me matan habrá muchísima gente más que va a seguir luchando”.

Lázaro Mireles, según declara a esta redacción, denunció la amenaza de muerte en la policía local, como ha hecho anteriormente en situaciones similares. “Me preocupa [la amenaza], pero no me detiene. No lo han logrado hasta ahora y no lo harán”.

De acuerdo con el activista, en otras ocasiones en su casa “han comenzado incendios sin yo saber cómo se desataron, me han puesto carteles intimidantes en el baño de mi trabajo, me amenazaron con matar a mis perros, divulgaron mi teléfono y dijeron falsamente que yo estaba ofreciendo empleos”, entre otras acciones en su contra.


Derechos Humanos