Yordenis Ugás manda mensaje a “las ratas comunistas”

El boxeador cubano también señaló que ya estaba listo para poder viajar y regresar a su casa de Miami
Ugás
 

Reproduce este artículo

El boxeador cubano Yordenis Ugás detalló a través de sus redes sociales su proceso de recuperación, luego de la derrota sufrida el pasado fin de semana ante Errol Spence Jr. por la unificación del título mundial wélter del boxeo profesional. También envió un mensaje a los comunistas que se han burlado de él.

“Gracias a Dios mi ojo derecho abrió y finalmente ya puedo viajar. Una locura, ese ojo mío, sangró sin parar por casi 40 horas. Dice mi mujer que parecía estaba echando lágrimas de sangre”, dijo en su Instagram.

Ugás añadió que extrañaba sus “perros, mi casa, que desde que la compré el año pasado, entre el estrés de la pelea, el trabajo duro por todo estos meses, no la he disfrutado, no me he bañado nunca ni en la piscina todavía”.

“Ahora viene la parte más difícil después de la recuperación. Es tratar de olvidarme del boxeo 2-3 meses y disfrutar lo que gracias a Dios con trabajo duro, entrega y sudor me he ganado. Yo creo que por primera vez me siento abrumado de estar en el ojo público”, añadió.

También dijo que estaba cansado de las redes sociales por estos días y ver siempre su apellido ligado a alguna polémica. No obstante, agradeció otra vez a su familia, su equipo y especialmente a la comunidad cubana.

“La mayoría de mis hermanos cubanos en la victoria y en la derrota, apoyándome y respetándome. Para las ratas comunistas, cobardes y los celosos que están de fiestas y me odian por el hombre que soy, por lo que represento, por mi espíritu y ganas de superarme, qué puedo decirles. Sigo aquí con mi frente en alto. Y hoy soy un mejor hombre que ayer. Patria y Vida”, concluyó.

Ugás estuvo cerca de conseguir la unificación de tres títulos: los cinturones de peso welter de la Asociación Mundial de Boxeo, el Consejo Mundial de Boxeo y la Federación Internacional de Boxeo. Hubiese sido el primer cubano en conseguirlo. Ante su grandeza y compromiso con la libertad de Cuba, las ciberclarias no dejaron de atacarlo por su derrota.