Lamentan cierre de academia de artes marciales para convertirla en almacén estatal
Las artes marciales de Holguín se quedan sin casa. Luego de un ultimátum estatal el Dojo que alberga varios estilos marciales deberá desalojar sus instalaciones
Practicantes de artes marciales en Holguín
 

Reproduce este artículo

La academia de artes marciales de la ciudad de Holguín, será desalojada para convertir el local en un almacén, según denuncian habitantes de esa provincia de Cuba.

“Las artes marciales de Holguín se quedan sin casa. Luego de un ultimátum estatal el Dojo que alberga varios estilos marciales deberá desalojar sus instalaciones, sin ningún otro lugar con condiciones necesarias facilitado por la instancia”, denunció el cubano José Rodríguez.

Añadió que “este Dojo alberga jóvenes con aspiraciones atléticas de todas las categorías el cual ha surtido a las escuelas estatales con varios de sus mejores alumnos. Al no tener otro local para albergar dichas disciplinas los artistas marciales se verán obligados a seguir entrenando sus sueños en los parques, plazas y áreas yermas”.

“Por favor no dejen que pierdan sus sueños, en un Dojo se crea una familia, se aprende respeto, honor, valores y conocimientos más allá de los marciales”, refirió Rodríguez en Facebook.

José Agustín Norat Leyva, artista marcial, lamentó este fin de semana el “último entrenamiento en el dojo”.

“Por razones las cuales están fuera de nuestro alcance nos desalojan de nuestro dojo el cual ha formado a varios atletas y artistas marciales de Judo, Kárate, Kickboxing y JKB con la justificación de hacerlo un almacén”, aseguró.

Norat Leyva denunció que van “a destruir un lugar el cual por más de 6 años ha estado aportando atletas a la EIDE [escuela oficial de deportes], formando valores en los niños jóvenes y adultos, formando instructores y campeones los cuales han representado a este país al cual amamos (…)”.

A pesar que este practicante se declara un seguidor del maestro Raúl Rizo, un agente de la Seguridad del Estado castrista que introdujo el kárate en Cuba, irónicamente el sistema estatal desmantelará el centro de entrenamiento.

“Lamentablemente nada de eso importa, ni el sueño de esos niños, ni el trabajo que hemos realizado durante años”, concluyó Norat Leyva.