"Completamente devastada": viuda de Kobe Bryant confiesa su dolor

Luego de cerrar sus cuentas en redes sociales, para evitar el acoso de millones de seguidores, Vanessa, la viuda de Kobe Bryant, agradeció el pésame de sus amigos
 

Reproduce este artículo

La viuda de Kobe Bryant, Vanessa, rompió su silencio tras la muerte de su esposa y su hija Ginna el domingo pasado en un accidente, con una sentida publicación en redes sociales que ha conmocionado a millones de internautas.

“Completamente devastada por la repentina pérdida de mi adorado esposo Kobe, el maravilloso padre de nuestras hijas, y de mi hermosa y dulce Gianna”, fueron las palabras que compartió Vanessa Bryant con sus más de 3,6 millones de seguidores en Instagram.

A Kobe, de 41 años, y Gianna Bryant, 13 años, le sobreviven su viuda y sus hijas Natalia, de 17 años, Bianka, de 3 y Capri, de 7 meses. Vanessa perdió a su compañero de vida casi dos meses después de celebrar 20 años juntos.


“Me consuela que Kobe y Gigi sabían que los amamos profundamente. Fuimos increíblemente bendecidos de poder tenerlos en nuestras vidas. Quisiera que estuvieran a nuestro lado para siempre... Eran bendiciones hermosas que nos fueron arrebatadas muy pronto”, expresó la ex modelo.

Vanessa Cornejo Urdieta y Kobe Bryant se conocieron en 1999, durante la filmación de un video musical, cuando ella tenía 17 años y él 20. Nacida el 5 de mayo de 1982, en California, la modelo y bailarina es de ascendencia mexicana e irlandesa. El jugador de la NBA confesó que aprendió español viendo novelas mexicanas junto a ella.

En época de romance

En época de romance


El mismo año en que Vanessa se convirtió en madre por primera vez, de Natalia Diamante, primogénita de la pareja, Kobe estuvo en medio del escándalo, tras ser acusado de abusar sexualmente de una joven que trabajaba en un hotel en Colorado.

El caso ocurrió en junio de 2003 cuando ya Bryant era una estrella del básquet. Estaba alojado en un hotel, a la espera de una operación, en donde conoció a una trabajadora de 19 años a la que forzó a tener relaciones sexuales, como comprobaron las pruebas de ADN y él mismo confesó después arrepentido.

En septiembre de 2004, la Justicia desestimó el juicio contra Bryant debido a que la joven no tenía voluntad de testificar. El caso civil continuó, pero se dio por cerrado en el 2005, luego de que Bryant y la denunciante llegaran a un acuerdo económico. Aunque este nunca trascendió oficialmente, se estima que el deportista pagó 2.5 millones de dólares a su acusadora en concepto de daños.


Vanessa le perdonó la infidelidad y lo acompañó en la conferencia de prensa que ofreció en julio de 2003 en el Staples Center, casa de Los Lakers. Al año siguiente, el 1 de mayo de 2006, la viuda de Kobe Bryant se convirtió en madre de su segunda hija, Gianna Maria-Onore Bryant, quien perdió la vida al lado de su padre el domingo pasado.