Aroldis Chapman no volvería al Cuba de béisbol

El estelar lanzador de los Yankees dijo que vestir esa camiseta es representar a la dictadura
Aroldis Chapman
 

Reproduce este artículo

El estelar cerrador de los Yankees de Nueva York, Aroldis Chapman dijo en una entrevista reciente que ellos han sido muy maltratados por el régimen cubano y que por lo tanto no volvería a vestir la camiseta del Cuba de béisbol aunque se lo propusieran.

En conversación con el blog Swing Completo, Chapman dijo que era muy difícil que hiciera nuevamente un equipo beisbolero de la isla. Entre otras razones dice que su mentalidad ya cambió y que simplemente no puede regresar al sitio donde lo negaron.

“Yo lo siento mucho por todos los seguidores que tenemos, por todos los que le gusta el beisbol, por todos los seguidores de la pelota, por los que están en Cuba también. Yo lo siento por todos ellos. Hasta mi familia quiere que yo vuelva a un equipo Cuba, si me lo permiten. Pero no, yo no voy de nuevo, no puedo hacerlo y no lo haré.”

“Si esa pregunta me la hubieran hecho hace siete u ocho años atrás, yo posiblemente hubiera dicho que sí”, añadió.

“Aunque yo ya estaba aquí (en Estados Unidos) en esa época, quizás hubiera dicho que sí quería jugar por Cuba pues mi mentalidad aún no había cambiado. En ese tiempo, yo seguía pensando solo en jugar pelota, quería hacer el equipo Cuba, representar a mi país, a mi bandera”, agregó.

“Pero a estas alturas del juego, ¡qué va!, ya no lo haré. Ha pasado mucho tiempo y todos nosotros que jugamos en Grandes Ligas hemos sido muy maltratados. Es cierto lo que me dices de los fanáticos, pero cuando uno juega por ese equipo, estás representando una sola cosa. Aparte de tu bandera y tu país, esos directivos, managers y demás representan una sola cosa”, señala en clara referencia a la dictadura castrista.

“Yo estuve ocho o nueve años sin poder ir a Cuba. Sin poder visitar a mi familia, a la gente de mi barrio. Esa gente en Cuba nunca ha reconocido lo que yo he hecho en Grandes Ligas, ni el pitcher que yo soy ahora mismo. Nunca han puesto un juego mío por la televisión cubana, ni de otros de mis compañeros que brillan aquí (en Estados Unidos)”, siguió diciendo.

“Después de todas esas cosas, ¿cómo van a venir a decirme ahora que me necesitan a mí y a los demás que están en Grandes Ligas para que juguemos por ellos? No me parece. Luego de que han privado a todos mis amigos, entrenadores, familiares que tengo en Cuba de que me vean al menos por televisión”, concluyó el estelar serpentinero holguinero.