Artistas cubanos independientes desafían al gobierno en Bienal de La Habana

 

Un burócrata completa un formulario con tus datos personales y te entrega una placa que te declara inspector certificado para vigilar el sector cultural de Cuba bajo un controvertido nuevo decreto.

Esta performance interactiva del artista cubano Leandro Feal, de 33 años, es una de las obras políticamente cargadas en una exhibición paralela a la celebración de la 13 bienal de arte de La Habana, que comenzó el fin de semana.

La exposición subraya las tensiones existentes en la escena artística de Cuba y la creciente independencia de los artistas del Estado, que ha dominado todos los aspectos de la sociedad desde la revolución de 1959, incluida la promoción de la cultura.

El programa oficial de la bienal de más de 300 obras de artistas de 52 países se desarrolla en museos, galerías y espacios abiertos de La Habana, incluido su paseo marítimo, hasta el 12 de mayo. Mientras tanto, el programa paralelo se extiende a estudios o galerías privadas y llega a barrios más alejados.

Si bien la mayoría de estas exhibiciones no son explícitamente políticas, los artistas dicen que la mayor independencia les permite abordar temas políticamente sensibles con más libertad.

“Al final del día, la bienal es una especie de espejo de la sociedad cubana donde la escena independiente está creciendo”, dijo Abel González Fernández, de 27 años, curador de la muestra grupal que incluye la performance de Feal y trabajos de algunos de los artistas jóvenes más importantes de Cuba, como Reynier Leyva Novo.

González Fernández y otros creen que el gobierno introdujo el año pasado el decreto 349 en parte para controlarlos. La norma les da a los inspectores derecho a cerrar exhibiciones y performances que consideren que violan los valores revolucionarios de Cuba.

 

El gobierno dice que la legislación apunta al contenido ofensivo y mediocre, pero en diciembre acordó revisar las regulaciones que la acompañan después de una protesta general y, desde entonces, no se ha vuelto a manifestar sobre el asunto.

El autoproclamado “artivista” Luis Manuel Otero Alcántara, quien lideró una campaña abierta contra el decreto 349, fue arrestado el viernes después de realizar una actuación pequeña pero políticamente cargada en su vecindario: "Se USA", una carrera con banderas norteamericanas que hacía referencia a la protesta del opositor Daniel Llorente, el 1 de mayo de 2017, en la Plaza de la Revolución.

Otero Alcántara ha sido detenido en tres ocasiones esta semana y advertido de que no debe realizar más actuaciones públicas.

El Consejo Nacional de Artes Plásticas dijo que Otero Alcántara "no es un artista", denunció la artivista Tania Bruguera.

Esto significa, advirtió, "la implementación del (Decreto) 349 en las narices de todos, mientras el viceministro de Cultura Fernando Rojas dice que los artistas que firmaron en contra del 349 están exponiendo en la Bienal como si hubiesen sido invitados oficiales de esta y no hayan hecho sus exposiciones autofinanciadas e independientes".