Para toda celebración cubana, una ensalada fría

Durante las celebraciones de cumpleaños, fiestas de quince, bodas o cualquier otro tipo de reunión social y familiar, la ensalada fría es un personaje omnipresente. Quizás con un nombre redundante, pues las ensaladas casi siempre se sirven frías, este plato forma parte de la cultura cubana por su fácil elaboración y porque es bastante útil para llenar el estómago por la presencia de pastas.

Ingredientes (para 4 raciones)

  • 200 g de macarrones o coditos crudos
  • 1 lata pequeña de atún (en agua o en aceite) preferiblemente desmenuzado
  • 1 cebolla mediana
  • 1/2 pimiento morrón (preferiblemente rojo)
  • 2 tallos de apio
  • 4 cucharadas soperas colmadas de mayonesa
  • 1/2 piña mediana
  • 3 huevos hervidos
  • Sal y pimienta

Preparación:

Cocinar la pasta de la manera tradicional hasta alcanzar un punto un poco más blando que el habitual. Escurrir el aceite o agua del atún. Cortar la cebolla finamente, así como el ají y el apio. Añadirlo a la pasta aun cuando está un poco caliente. Esto facilita una ligera cocción de los vegetales y den parte de su sabor y olor a la pasta.

Dejarla refrescar. Mientras tanto, cortar los huevos hervidos en trocitos bien pequeños. Pelar la piña o manzana y cortarla en daditos de menos de 1 centímetro de lado. Cuando la pasta esté fresca verterla en un bolo de cristal o plástico, nunca metálico (excepto acero inoxidable), adicionar el atún y el huevo. Mezclar bien empleando una espátula de madera o plástica.

Introducir la mayonesa, revolver bien y luego la fruta. Cuando todos los ingredientes estén incorporados y mezclados, ajustar el sabor con sal y pimienta. Si la mayonesa empleada tiene baja acidez es posible que requiera añadirse una cucharadita de vinagre o jugo de limón. Colocar en refrigeración en un envase de cristal o plástico y servir bien fría.