Cómo hacer yogurt casero
El yogur es un alimento muy completo para incluir en una alimentación equilibrada, porque nos aporta un conjunto de nutrientes. Por eso aqui te mostramos como lo puedes hacer desde casa

La materia prima: cuanta mejor leche y mejor yogurt utilices, más rico saldrá tu yogurt casero. Es importante que la leche no sea ultrapasteurizada, ya que este proceso mata el bichamen presente en la leche natural, necesario para hacer el yogurt. Sí puede ser leche pasteurizada, pero no ultra.

El sabor: su sabor es el del yogurt natural, levemente ácido. Por eso, salvo que sea para una preparación salada, a mí me gusta agregarle algún endulzante.

La textura: En el video no se ve pero la textura de este yogurt casero mejora muchísimo con el frío. Una vez que lo sacamos de “la frazadita”, lo ponemos en la heladera. A las horas se verá muchísimo más cremoso y uniforme.

Si lo quieres más espeso: agregar una medida de leche en polvo igual que el frasquito de yogurt a la preparación. Revolver bien para que se disuelva. Así saldrá como los yogures comunes del supermercado. Si querés tu yogurt casero más espeso aún, agregás más leche en polvo.

Cuánto tiempo tarda: con 6 horas tu yogurt casero ya estará hecho. Si lo dejás un poco más, mejorará. Lo ideal es toda una noche.

Cuánto dura: un montón. Dicen por ahí que el yogurt no vence.

¿Y la yogurtera qué onda?: la yogurtera lo que hace es simplemente mantener esta temperatura templada de forma constante, mediante una resistencia eléctrica. Lo que aquí hacemos con la frazadita.

Ingredientes

para 1lt. de yogurt

  • 1 lt. de leche
  • 1 yogurt natural pequeño

Cómo hacer yogurt casero

la receta

1. Colocar la leche en una olla a fuego medio. No te muevas de al lado de la olla y revolvé de vez en cuando. La temperatura de la leche debe subir a 80ºC aproximadamente, o sea, un rato antes de que hierva. Si no tenés un termómetro de cocina (como yo), mirá el borde de la leche: cuando se le empiezan a formar pequeñas burbujas, ni bien empiecen, la sacás del fuego.

2. Mezclar un cucharón de esta leche tibia con el pote de yogurt natural. Remover bien hasta unir.

3. Llevar la mezcla de yogurt y leche a la olla, con el resto de la leche y unir, revolviendo.

4. Colocar toda la mezcla de leche y yogurt en un frasco grande de un material que pierda poco el frío (vidrio o metal están bien, en plástico también saldrá, pero mejor vidrio o metal).

5. Envolver el recipiente con una frazada o con una toalla. Colocar un repasador limpio en la parte de arriba y NO tapar con la tapa del frasco.

6. Llevar el yogurt casero envuelto a un lugar cerrado: el horno apagado, el microondas idem, una caja, el armario, la mochila del nene o lo que se te ocurra.

7. Dejar así entre 6 y 12 horas. Como explico arriba, a las 6 horas ya estará listo, pero con un poco más de tiempo mejorará su textura.

Como hacer yogur casero de forma fácil. Estilo natural y estilo griego.