Como hacer "Los tamalitos que vende Olga"

El tamal en hojas es una receta muy tradicional y degustada con placer por todos los cubanos, aunque se dice que su origen es de México, en Cuba la hacemos bien nuestra y cada familia tienes su secretito culinario para prepararlos.

Particularmente pensamos que todos los alimentos derivados del maíz son deliciosos, con ese toque dulce que no puede faltar, es delirante nada más pensar en que vamos a comer unos tamales bien sabrosos.

ingredientes

  • 2 Libras de maíz tierno
  • 1/2 Taza de agua
  • 1/3 Taza de puré (salsa) de tomate
  • 3/4 Libras carne puerco
  • 1/4 Taza de aceite
  • 1 Cebolla
  • 1 Ají verde
  • 2 Dientes de ajo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hojas del maíz (clasifica las más lindas, las del interior se conservan mejor)

modo de elaboración

1 Antes que todo el maíz debe estar desgranado y lo vamos a moler en un procesador de alimentos o máquina de mole, como le decimos en Cuba un molino, lo importante es que no quede ningún grano entero.

2 A continuación, lo pasamos por un colador para elimina las porciones ásperas, cualquier grumo que haya quedado.

3 Por otro lado, sofreímos en una sartén con un mínimo de aceite, la carne de cerdo previamente picada en pequeños trozos, en cubitos, hasta que se selle por todos lados.

4 Luego añadimos sal al gusto, los ajos machacados, la cebolla picada en cubitos pequeños, de igual forma el pimiento finamente cortado, el puré de tomate y cocinamos por otros 4 minutos.

5 Retiramos del fuego y mezclamos con el maíz molido, comprueba si el punto de sal está a tu gusto y que la mezcla está con la consistencia perfecta, nunca debe estar demasiado aguada.

6 El paso que sigue es verter un poco de mezcla en las hojas de maíz, cómo hacerlo, pues muy fácil, coge 2 hojas y únelas por el extremo más ancho, coloca con ayuda de una cuchara un poco de la preparación y dobla por los 2 lados externos (los más finos) tratando de que no se derrame ni una gota, luego amarra por el centro con tiras hechas de las mismas hojas.

7 Una vez que ya todos estén envueltos, lo colocamos en agua con sal hirviendo para que se terminen de cocinar unos 45 minutos.

8 Escurrimos y dejamos enfriar un poco para no quemarnos a la hora desenvolverlos para servir. Se puede degustar con arroz y carne, pero te aseguramos que incluso solo son perfectos y deliciosos.