Capitán chavista habría torturado a dos niños por hurtar figurillas de pesebre

La Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional (AN) inició una investigación sobre las denuncias de presuntas torturas contra dos niños por parte de un funcionario de la Guardia Nacional del régimen de Nicolás Maduro, informó este miércoles el portal digital TalCual.

Los dos menores habrían sufrido torturas por miembros de ese cuerpo de seguridad, en una comunidad del estado de Anzoátegui, en el norte de Venezuela.

"Fue una atrocidad lo que vimos que ocurrió en Anzoátegui contra dos niños", dijo Dennis Fernández, presidenta de la Comisión.

TalCual dijo que el fin de semana circuló por las redes sociales el vídeo de un menor de edad que denunciaba a un funcionario de la Guardia Nacional (GN), de apellido Arellano, en una población al sur de Anzoátegui, por haberlo sometido a presuntas torturas como electrocución o golpes, además de otras amenazas a su integridad física.

"La impunidad lleva a mayor represión, a actuación desproporcionada de los organismos de seguridad del Estado: dos niños cuyo castigo, si se determina así, debería haber sido acorde con sus edades, negarle a jugar, quedarse sentado o cualquier castigo que no implique daño corporal, psicológico, para criaturas de apenas 8 y 11 años", destacó la parlamentaria.

 

 

Según un reporte de la comandancia militar de la zona, los niños fueron "retenidos brevemente" por presuntamente haberse robado unas figurillas de un pesebre que se encuentra en una instalación militar en la población de San Tomé.

El reporte también señala que ambos niños devolvieron los objetos que presuntamente habrían hurtado, y se notificó a los padres y representantes por su conducta.

Pero los reportes obtenidos por diputados de ese estado, y divulgados en la sesión del martes 19 de noviembre, señalan que el capitán Anderson Arellano torturó a los infantes, acotó el portal de noticias.

La diputada reiteró su rechazo a esta acción, porque "puede ser contra cualquiera de nuestros hijos" y forma parte del "terror" al que es sometida la población.

"Esos niños quedan con secuela psicológica, sujetos a electrocución, torturas, maltratos, meterle sus cabecitas en tambores, eso no tiene nombre, vamos a denunciar ante los organismos nacionales, que ya deberían haber abierto un procedimiento", dijo Fernández.

La Comisión de Política Interior citará al capitán de la GN Anderson Arellano para que declare sobre estos hechos, detalló TalCual.

"Si usted es inocente, demuéstrelo, sin persecución ni amedrentamiento a las familias de los niños, quienes están atemorizados de denunciar, esta Asamblea Nacional sí lo hará", recalcó la diputada.