Saoirse Kennedy Hill, nieta de Robert F. Kennedy muere a los 22 años por posible sobredosis
Saoirse Kennedy Hill, nieta de Robert F. Kennedy muere a los 22 años por posible sobredosis
Saoirse Kennedy Hill, nieta de Robert F. Kennedy muere a los 22 años por posible sobredosis
 

La familia Kennedy vuelve a lamentar otra terrible pérdida. Un comunicado de la familia confirmó que Saoirse Kennedy Hill, la nieta de Robert F. Kennedy, murió este jueves a los 22 años por una aparente sobredosis.

La hija de la quinta descendiente de Robert y Ethel Kennedy, Courtney, murió a causa de una aparente sobredosis según dos fuentes anónimas citadas por The New York Times.

Se informó además que los servicios de emergencia tras llegar a la residencia Kennedy ubicada en Hyannis Port, Massachusetts,  trasladaron a la joven al Hospital de Cape Cod, donde fue declarada muerta.

 

Nuestros corazones están destrozados por la pérdida de nuestra amada Saoirse. Su vida estaba llena de esperanza, promesa y amor. Se preocupaba profundamente por sus amigos y familiares, especialmente por su madre Courtney, su padre Paul, su madrastra Stephanie y su abuela Ethel, quienes dijeron: "El mundo es un poco menos hermoso hoy". Ella iluminó nuestras vidas con su amor, carcajadas y su generoso espíritu. Saoirse se conmovió apasionadamente por las causas de los derechos humanos y el empoderamiento de las mujeres y encontró una gran alegría en el trabajo voluntario, trabajando junto a las comunidades indígenas para construir escuelas en México. La amaremos y la extrañaremos para siempre. -reza el comunicado difundido este viernes por la página oficial de Kerry Kennedy-

Según publica The New York Times, Kennedy Hill escribió en 2016 en el periódico estudiantil en Deerfield Academy, una escuela privada de Massachusetts, acerca de su lucha contra la depresión y enfermedades mentales. En el texto, narraba el haber tenido que lidiar con "profundos episodios de tristeza” que se sentían como “una roca pesada” en su pecho, a lo que se unió una agresión sexual que la llevó a un intento de suicidio en tercer año.

La joven hija de Paul Hill y Courtney Kennedy se suma de esta manera un largo listado de desgracias que azotan a los Kennedy, como una especie de “maldición”. El presidente Kennedy y el senador Robert F. Kennedy fueron asesinados. Su hermano Joseph P. Kennedy Jr. murió en la Segunda Guerra Mundial, y su hermana Kathleen Cavendish en un accidente aéreo en 1948. El hijo del presidente, John F. Kennedy Jr., falleció en 1999 cuando el avión en el que volaba se estrelló, dejando sin vida también a su esposa y a su cuñada también. El hijo de Robert F. y Ethel Kennedy, David Anthony, murió a causa de una sobredosis a los 28 años y su otro hijo, Michael Kennedy, murió a los 39 en un accidente de esquí en 1997 -relata el diario El País en un artículo donde informa del suceso -

{"preview_thumbnail":"/sites/default/files/styles/video_embed_wysiwyg_preview/public/video_thumbnails/GpJkHpCje-w.jpg?itok=cPL3qWH1","video_url":"https://www.youtube.com/watch?v=GpJkHpCje-w","settings":{"responsive":1,"width":"854","height":"480","autoplay":1},"settings_summary":["Embedded Video (Responsive, autoplaying)."]}

El padre de la joven fue acusado falsamente involucrarse en bombardeos del ejército republicano irlandés. Por ello estuvo 15 años encarcelado antes de que se anulara su condena. Al salir de prisión se casó con Courtney, quinta de los 11 hijos del matrimonio entre Ethel Kennedy y el ex fiscal general estadounidense Robert Kennedy, quien fue asesinado durante la nominación presidencial demócrata en 1968.

 

 

La Maldición de los Kennedy