Pancho Céspedes llama “vendidas” a las Damas de Blanco y alega que Fariñas “comía mejor que Díaz-Canel”
El músico cubano Pancho Céspedes ha hecho público este sábado un comentario en el grupo de Facebook de ADN Cuba donde arremetió contra el periodismo "actual", las Damas de Blanco y el opositor cubano Guillermo Fariñas, distinguido por el Parlamento Europeo con el premio Andréi Sárajov a la libertad de conciencia.
Pancho Céspedes llama “vendidas” a las Damas de Blanco y alega que Fariñas “comía mejor que Díaz-Canel”
 

Reproduce este artículo

El músico cubano Pancho Céspedes ha hecho público este sábado un comentario en el grupo de Facebook de ADN Cuba donde arremetió contra el periodismo "actual", las Damas de Blanco y el opositor cubano Guillermo Fariñas, distinguido por el Parlamento Europeo con el premio Andréi Sájarov a la libertad de conciencia.

El comentario de Céspedes se originó a raíz de una supuesta foto filtrada de Díaz-Canel, donde aparece el presidente cubano comiendo en su casa, con botellas de vinos y rodeado de supuestos amigos.

La foto— que causó furor en redes sociales—, fue reportada por ADN Cuba junto a otros medios como Diario de Cuba, Telemundo 51, y CiberCuba, y contrasta con la escasez que vive el pueblo cubano.

El comentario de Céspedes, en cambio, no habla de estos contrastes, ni sobre la escasez de alimentos en Cuba; es meramente una cadena de insultos que desvían la atención del tema, y en la que acusa a los medios de querer “la permanencia en el Poder en Cuba para poder seguir escribiendo estupideces”.

Ante la publicación de la foto el reconocido cantautor comentó, “con estos chismes de Barrio quieren hacer política seria". Pero la misión de los medios de prensa al reportar una noticia no es la de "hacer política", sino cubrir la actualidad.

En lo que pudo ser una opinión serena pero se volvió una sarta de insultos, Céspedes aseguró que los medios de prensa que reportaron sobre la foto viral tenían “la inteligencia de un mosquito o son agentes de la seguridad”. Las pruebas no las aportó pero el comentario sí parece contener una lógica de argumento ad hominen en la cual la persona, incapaz de sostener con pruebas una tesis, recurre a desacreditar con mentiras e insultos a una persona o en este caso, a varios medios de prensa.

Pancho Céspedes llama “vendidas” a las Damas de Blanco y alega que Fariñas “comía mejor que Díaz-Canel”

En su post de 176 palabras también incluyó al periodista Jorge Ramos, catalogándolo de “HP” y asegurando que su reportaje sobre los venezolanos comiendo de la basura era “Fake comprobado” aunque no aclaró comprobado por quién.

Al rato ponen una foto como la del HP de Jorge Ramos con gente comiendo de la basura (fake comprobado)

Según se lee en su publicación, a Céspedes le parece que reportar el hambre que sufre el pueblo venezolano no “aporta en algo”, escribió el autor de La Vida Loca.

Céspedes también arremetió contra las activistas de las Damas de Blanco en un comentario cargado de posibles implicaciones raciales ya que expresó  cuando las Damas de Blanco eran de ese color les mandaba comida mensualmente hasta que me di cuenta que muchas estaban ‘vendidas’ a los manipuladores de Miami”.

 

No queda claro si dejó de enviarles comida porque ya no eran de “ese color” o porque en su opinión descubrió que “algunas” estaban "vendidas".

Además cuestionó al laureado opositor cubano Guillermo Fariñas quien ha realizado alrededor de 23 huelgas de hambres y aseguró que en algún momento "le enviaba paquetes de comida” lo cual le costó segun dice "su censura en Cuba" y que este “comía mejor que Díaz-Canel”.

De ser ciertas sus alegaciones sobre estos supuestos envíos, más allá del posible ahorro que pudo resultar para Céspedes no creer más en ellos, la postura de muchos activistas cubanos y medios independientes que son golpeados, amedrentados, apresados y vejados, va mucho más allá de quejas sobre comida: son un intento para señalarle al mundo cada día las mentiras y las injusticias de la dictadura cubana, y para eso no importan si sus representantes son negros, blancos o rosados.

Hoy, lamentablemente, solo es posible quitarse el sombrero ante algunos exponentes de la cultura cubana cuando se visten de artistas, pero hay que volvérnoslos a poner cuando expresan insultos como estos.