Joaquín “El Chapo” Guzmán trabaja, desde prisión, en la apelación de su caso

Joaquín “El Chapo” Guzmán, el narcotraficante mexicano que paga una condena de cadena perpetua en una celda de EE.UU., ha encontrado una actividad en la que pasar entretenido durante su encierro: concentrarse en trabajar en la documentación de la apelación de su caso.

Así lo reveló el periodista Keegan Hamilton, quien a su vez citó como fuente al abogado de Guzmán, Jeffrey Lichtman, según un reporte del portal Infobae.

“El Capo” “está ayudando, trabajando en el papeleo desde su celda” aseguró el defensor, según Hamilton.

El equipo de abogados de Guzmán apelará ante el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos, del Segundo Circuito, su caso número 19-2239, archivado el 22 de julio del 2019.

Los argumentos de la apelación girarán en torno a la presunta mala conducta de algunos miembros del jurado durante el juicio, llevado a cabo en la Corte del Distrito Este de Nueva York.

De acuerdo con Hamilton, integrantes del jurado reconocieron que violaron las reglas que se les habían impuesto durante el juicio, como no informarse a través de las redes sociales sobre el tema.

 

 

Esa es una de las principales cartas de la defensa del narcotraficante, aseguró Infobae.

Que los miembros del jurado no indaguen sobre el caso por medio de las redes sociales o los medios de comunicación es una prohibición que tiene como fin evitar que ellos, los miembros del jurado, se predispongan y hagan justicia no de acuerdo a la evidencia mostrada en el juicio, sino a lo que han escuchado en las redes o en la prensa.

La lógica de la prohibición es, en suma, que no se contaminen con información que no sea la proporcionada en el juicio.

El 22 de julio de 2019, Marc Fernich, otro de los defensores de “El Chapo” presentó ante el Tribunal de Apelaciones un documento en el que solicitó la revisión de la sentencia de cadena perpetua más 30 años de prisión, así como el pago de USD 12 mil 166 millones, dictada por el juez Brian M. Cogan.

Jeffrey Lichtman ha insistido en que su cliente no tuvo un juicio justo, ya que al menos cinco de los integrantes del jurado violaron la ley durante el proceso.

 

 

También argumentó que los testigos, la mayoría ex integrantes del cártel de Sinaloa, alcanzaron acuerdos con las autoridades.

Integrantes del jurado que el 12 de febrero del 2019 declararon al Chapo Guzmán culpable por unanimidad de 10 delitos relacionados con el tráfico de drogas y lavado de dinero.

Pero ellos no sólo revisaron qué se decía del caso en redes sociales sino que también lo hicieron a través de medios de comunicación, lo que implicó violaciones de al menos dos reglas impuestas por la Corte, dijo el reporte de Infobae.

En una entrevista con Keegan Hamilton, uno de los jurados declaró bajo anonimato que él, así como otros de sus compañeros, rompieron estas reglas. Señaló al periodista que tanto él como algunos de sus compañeros consultaban las redes sociales de los reporteros que cubrían el proceso.

Por su parte, el jurado aseguró que esa información no influyó en la decisión final que tomaron.