Zimbabue contrata a médicos cubanos tras despido masivo y huelga

El ministro de Salud de Zimbabue, Obadiah Moyo, admitió este semana que su gobierno estaba contratando médicos de China y Cuba, pero negó que esto tuviera algo que ver con el despido de 448 médicos sobre su participación en lo que el Tribunal Laboral dijo que era una huelga ilegal.

Más de 500 médicos han sido acusados ​​de delitos relacionados con una huelga que exige la revisión de sus salarios, subsidios y condiciones de trabajo.

Moyo, durante la sesión de preguntas y respuestas del miércoles, le dijo al Parlamento que la llegada de médicos expatriados era un acuerdo de gobierno a gobierno.

Los médicos junior han estado en huelga durante tres meses después de rechazar una oferta del gobierno para revisar sus salarios y subsidios en un 100 por ciento. En su lugar, exigen que estos se fijen a la tasa entre la moneda local y el dólar estadounidense.

“Siempre habrá arreglos dentro de nuestro sistema para poder reclutar a través de nuestro gobierno. Esto sucede al final de cada año y es lo que está sucediendo ahora. Tenemos un contrato con nuestros socios externos y eso siempre sucederá, como por ejemplo, en este momento tenemos contratados médicos cubanos y chinos", dijo Moyo.

La diputada del MDC, Paurina Mpariwa, le había pedido al Ministro que aclarara los rumores de que el gobierno reclutaba en secreto a médicos de afuera, cuando no paga a los médicos locales a un salario digno.

Otra parlamentaria, Ruth Labode, quería que el Ministro diera cifras de muertes en hospitales públicos desde que comenzó la huelga el 3 de septiembre.

“No podemos sentarnos aquí y pensar que el Fondo Mundial nos dará este dinero. Les digo que volveré aquí un año después, no hay ningún donante que les pague a nuestros trabajadores, dijo Labode.

Moyo culpó a los médicos por la muerte de pacientes en hospitales pero sin dar cifras.

“Los médicos han firmado un juramento hipocrático y deberían haberse quedado en sus lugares de trabajo. Los que se quedan en los lugares de trabajo deberían haber atendido a sus pacientes. No hay nadie que esté por encima de la ley, especialmente cuando se trata de personas que mueren”, dijo Moyo.

“Las personas que causaron el problema son las personas que no estaban en el trabajo y las personas que no habían venido a trabajar. Estas son personas sobre todo médicos que viven dentro de los terrenos del hospital. Deberían haber estado atendiendo a los pacientes pero no atendieron a los pacientes".

Cuba y Zimbabwe mantienen una cooperación médica desde la década de 1980, fecha en la que también jóvenes de este país recibieron educación en la isla caribeña.

La venta de servicios profesionales médicos es hoy la principal fuente de ingresos del Gobierno cubano, que se queda con más de un 70% de los salarios contratados por los países de destino.