Unión Europea rechaza al dictador Lukashenko luego de tomar posesión como presidente de Bielorrusia
La Unión Europea (UE) no reconoce la toma de posesión “secreta” de Alexandr Lukashenko como presidente de Bielorrusia. El organismo multinacional critica por los “resultados falsos” de las elecciones presidenciales celebradas en el país el pasado 9 de agosto
Alexandr Lukashenko vestido de militar. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

La Unión Europea (UE) no reconoce la toma de posesión “secreta” de Alexandr Lukashenko como presidente de Bielorrusia. El organismo multinacional critica por los “resultados falsos” de las elecciones presidenciales celebradas en el país el pasado 9 de agosto, dijo este jueves el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell.

“La Unión Europea no reconoce los resultados falsificados. Sobre esta base, la llamada 'inauguración' del 23 de septiembre y el nuevo mandato que reivindica Aleksandr Lukashenko carecen de toda legitimidad democrática”, señaló Borrell en un comunicado.

A la luz de la actual situación, “la UE está revisando sus relaciones con Bielorrusia”, indicó.

Borrell reiteró que las elecciones presidenciales del 9 de agosto “no fueron ni libres ni justas”.

Y añadió que la ceremonia celebrada en Bielorrusia el miércoles “contradice directamente la voluntad de buena parte de la población” del país, “como se ha dicho -señaló- en numerosas protestas pacíficas sin precedentes desde las elecciones” y que sirve “para profundizar la crisis política en Bielorrusia”.

La posición de la UE “es clara: los ciudadanos bielorrusos merecen el derecho de estar representados por aquellos a quienes elijan libremente a través de unas nuevas elecciones inclusivas, transparentes y creíbles”, dijo Borrell.

Indicó asimismo que los estados miembros de la UE están “impresionados” por la valentía de la población de Bielorrusia, “que continúa manifestándose pacíficamente por la democracia y sus derechos fundamentales pese a la brutal represión por parte de las autoridades”, de ese país.

 

Borrell pide el cese de la represión y violencia

El jefe de la diplomacia europea subrayó la solidaridad con los ciudadanos bielorrusos y apoyó su derecho a elegir a un presidente bajo la supervisión de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Asimismo, Borrell reiteró que espera que las autoridades de Bielorrusia cesen de manera inmediata los actos de represión y violencia y que liberen con carácter inmediato e incondicional a los detenidos, “incluidos los presos políticos”.

En ese contexto, indicó que la UE está convencida de que un diálogo nacional inclusivo y que responda a las peticiones de la población del país en favor de unas nuevas elecciones son “la única manera de encontrar una salida a la grave crisis política”.

El autoritario presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, juró este miércoles el cargo en una ceremonia que se mantuvo en secreto hasta el último momento a causa de la ola de protestas antigubernamentales que vive esta antigua república soviética desde las elecciones del 9 de agosto.

El mandatario firmó el acta del juramento, tras lo cual recibió sus credenciales de jefe del Estado de manos de la presidenta de la Comisión Electoral Central (CEC) de Bielorrusia, Lidia Yermóshina.

"Al tomar posesión del cargo de presidente de Bielorrusia, juro solemnemente servir al pueblo de la República de Bielorrusia, respetar y proteger los derechos y las libertades de las personas y los ciudadanos", dijo Lukashenko con la mano derecha sobre un ejemplar de la Constitución del país.

"No puedo ni tengo el derecho de abandonar a los bielorrusos que han vinculado con el rumbo estatal no solo sus preferencias políticas sino también su destino y el futuro de sus hijos", afirmó Lukashenko, citado por la agencia estatal BELTA.