Tribunal ruso declara legal la definición de ONG de Navalni como "agente extranjero"

Un tribunal de distrito de Moscú determinó hoy que la decisión del Ministerio de Justicia ruso de incluir al Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK, en inglés) en la lista de "agentes extranjeros" ha sido legal y por tanto rechazó el recurso de la ONG creada por el líder opositor Alexéi Navalni.

"La demanda administrativa presentada por el Fondo de Lucha contra la Corrupción para declarar ilegal las acciones del Ministerio de Justicia es desestimada", señaló la juez del tribunal del distrito de Zamoskvoretski Nelli Rubtsova, según recoge la agencia Interfax.

El pasado 9 de octubre, el FBK fue declarado "agente extranjero" por haber recibido presuntamente financiación desde el exterior, algo que Navalni negó inmediatamente.

Como prueba de que sí recibe dinero del exterior, el Ministerio de Justicia sacó el mismo día un documento en el que mencionó a un empresario español, Roberto Fabio Monda Cárdenas, como una de las presuntas fuentes de financiación de la ONG, así como a un ciudadano ruso residente en Florida, Yuri Maslokhov.

En total la suma por la que el FBK fue declarado "agente extranjero" asciende a 140.000 rublos (casi 2.000 euros).

Ese dinero habría sido utilizado por los empleados del FBK, a los que el Ministerio de Justicia acusa de participar en la organización de mítines y acciones de protesta, de intentar influir en la labor de las instituciones gubernamentales.

En los últimos años el Fondo de Lucha contra la Corrupción de Navalni ha acusado a numerosos altos funcionarios de enriquecimiento ilícito, incluido el primer ministro, Dmitri Medvédev.

Entre los acusados se encuentra el jefe de la comisión electoral de Moscú, Valentín Gorbunov, que se negó a registrar a 57 candidatos de la oposición extraparlamentaria a las elecciones municipales de septiembre pasado, detonante de las protestas antigubernamentales en julio y agosto, y de las que Navalni fue considerado uno de sus líderes por las autoridades.

El líder opositor fue detenido antes de las protestas y condenado a un arresto de 30 días de prisión a fin de descabezar las marchas, que sin embargo se convirtieron en las mayores desde 2012 en Rusia.

En las protestas fueron detenidas más de 2.000 personas, entre ellas varios opositores.

El pasado 7 de agosto las autoridades anunciaron además que el Comité de Instrucción de Rusia, órgano de investigación judicial adscrito al Kremlin, investigará un supuesto lavado de dinero por parte del FBK por un monto de mil millones de rublos (unos 13,5 millones de euros).

Por ese motivo, la Policía registró decenas de oficinas de Navalni en todo el país, operación que incluyó el allanamiento de los domicilios de numerosos colaboradores del Fondo en la Rusia europea y en Siberia, y la congelación de cuentas bancarias.

El pasado 19 de septiembre fue detenido además el opositor Iván Zhdádnov, director del FBK, por haber violado el reglamento en materia de organización de mítines políticos

Navalni vinculó la persecución de sus colaboradores con el éxito de la oposición en las recientes elecciones municipales en Moscú, donde cuatro candidatos de la oposición extraparlamentaria entraron en la Duma y el partido del Kremlin, Rusia Unida, perdió 13 escaños.