Putin asegura que Rusia registró primera vacuna contra la COVID-19, OMS subraya que deberá ser revisada
Putin se jactó este martes de que su país ha logrado ser el primero en el mundo en registrar una vacuna contra el nuevo coronavirus, aunque el anuncio fue recibido sin entusiasmo por la Organización Mundial de la Salud, entidad que no había incluido el fármaco ruso entre las seis investigaciones de más progreso hasta el momento
Imagen de referencia de vacuna contra coronavirus
 

El autócrata de Rusia, Vladímir Putin, se jactó este martes de que su país ha logrado ser el primero en el mundo en registrar una vacuna contra el nuevo coronavirus, aunque el anuncio fue recibido con cautela por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Esta mañana se ha registrado, por primera vez en el mundo, una vacuna contra el nuevo coronavirus", dijo el jefe del Kremlin en una reunión con el Gabinete de Ministros.

Según el mandatario, la vacuna rusa es "eficaz", ha superado todas las pruebas necesarias y permite lograr una "inmunidad estable" ante la COVID-19. El jefe del Kremlin agregó que una de sus hijas ya se ha vacunado con el preparado ruso y ahora se siente "bien".

"Espero que en breve podamos comenzar a producir en masa este remedio", señaló el presidente ruso durante la reunión. Al mismo tiempo, agregó que la vacunación será voluntaria, para que "lo hagan los que así lo desean".

Putin confió en que los países extranjeros también podrán desarrollar próximamente sus vacunas contra la COVID-19. "Espero que nuestros colegas en el extranjero también seguirán su labor y en el mercado de los fármacos y vacunas habrá más remedios que se puedan utilizar", afirmó.

La OMS recibió con cautela la noticia del supuesto logro de Rusia, señalando que ésta, como el resto, deberán seguir los trámites de precalificación y revisión que marca el organismo.

"Acelerar los progresos no debe significar poner en compromiso la seguridad", señaló en rueda de prensa el portavoz de la OMS Tarik Jasarevic, quien añadió que la organización está en contacto con las autoridades rusas y de otros países para analizar los progresos de las distintas investigaciones de vacunas.

El portavoz subrayó que la organización se siente animada "por la rapidez en que se están desarrollando las vacunas" y espera que algunas de ellas "se muestren seguras y eficientes".

La supuesta vacuna rusa por el presidente Vladímir Putin en una reunión con el Gabinete de Ministros, no figuraba entre las seis que según señaló la OMS la semana pasada estaban más avanzadas.

El organismo con sede en Ginebra citó entre esas seis a tres candidatas a vacunas desarrolladas por laboratorios chinos, dos estadounidenses (de las farmacéuticas Pfizer y Moderna) y la británica desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford.

Según Putin, su vacuna ha superado todas las pruebas necesarias y permite lograr una "inmunidad estable" ante la COVID-19.

Rusia en la actualidad es el cuarto país en el mundo por el número de los contagios del nuevo coronavirus con 897.599 casos confirmados, 4.945 más que ayer, según los últimos datos oficiales.

 

(Con información de EFE)