Prueban en humanos vacuna contra el Coronavirus
El ensayo clínico, de esta vacuna para combatir el nuevo coronavirus, podría estar disponible antes de fin de año
Uno de los 360 voluntarios es inyectado con una dosis de la vacuna experimental para combatir el coroanvirus (University of Maryland, School of Medicine)
 

Reproduce este artículo

Una vacuna, desarrollada por las compañías Pfizer y BioNtech, comenzó a ser usada ya en un grupo de 360 voluntarios libres del coronavirus Sars-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19. Se prevé que la vacuna podría estar disponible antes de fin de año.

El ensayo clínico, recién iniciado, revelará la factibilidad del empleo de esta vacuna para combatir el nuevo coronavirus, quién presenta la respuesta inmune más fuerte que podría defenderse de la cepa letal y la dosis necesaria para tratar la enfermedad. 

Estas empresas farmacéuticas, una norteamericana y otra alemana, trabajan de conjunto con las universidades de Maryland y New York, ambas de los Estados Unidos y apuestan porque los testeos devenidos de la aplicación de las primeras cuatro tipos de dosis en humanos sanos sean positivos para tener lista la vacuna para el otoño boreal. El experimento determinará cuál de las cuatro drogas es la más efectiva en la prevención de este coronavirus.

Para finales de este mes podrían estar los resultados de esta primera prueba en los voluntarios. Sin embargo, eso no significa que ya esté preparada la vacuna. Los protocolos de seguridad en estos casos precisan que sea aplicada en un mayor número de pacientes para arribar a una nueva fase, según declaraciones de Kathrin Jansen, jefa de desarrollo de vacunas para Pfizer a The Wall Street Journal.

El rango etario para la aplicación de la vacuna, por el momento, va desde los 18 hasta los 55 años, aunque con el tiempo los investigadores quisieran reclutar a personas de más edad.  El tiempo entre la aplicación de la primera dosis y la segunda es de tres semanas. 

Esta vacuna, informó Infobae, emplea “una tecnología basada en genes conocida como ARN mensajero. El ARN mensajero, o ARNm, lleva instrucciones del ADN a las células del cuerpo para producir ciertas proteínas. Una vacuna de ARNm nunca ha sido aprobada para prevenir enfermedades infecciosas”. Hasta la fecha todos los fármacos en desarrollo para la prevención del coronavirus utilizan la misma tecnología.

El plan de Pfizer es lograr que la vacuna pueda ser usada en casos de emergencia para finales de septiembre. Así lo anunció la semana pasada, aunque esto depende del éxito de las próximas etapas. La otra empresa participante de esta alianza, BioNtech había iniciado pruebas en Alemania con antelación a la aprobación de Estados Unidos para probarla en su territorio.

El impacto de la pandemia ha acelerado los tiempos normales para la producción y aprobación de las vacunas. Por lo general, el período mínimo para el desarrollo de estos fármacos va entre 12 y 18 meses y puede demorar casi 11 años en salir al mercado.

China también está en la carrera por conseguir una vacuna en tiempo récord. Con tal fin el régimen chino ha otorgado recursos a las compañías farmacéuticas y ha disminuido las trabas burocráticas propias de este proceso. Hasta la fecha son cuatro las compañías chinas que comenzaron a experimentar con sus vacunas en humanos. Un alto funcionario chino, informa Infobae, dijo que una vacuna de emergencia podría estar lista en septiembre, lo cual se considera una fecha record.

La obtención de una vacuna efectiva es todo un reto para la comunidad científica internacional puesto que es un proyecto a largo plazo. Hace apenas dos semanas investigadores de la Universidad de Oxford comenzaron a realizar pruebas en humanos, según anunciara Mat Hancock, el ministro de Sanidad británico. Reino Unido dispuso 20 millones de libras (22,60 millones de euros) a disposición del equipo de Oxford y otros 22 millones de libras (24,90 millones de euros) para otro proyecto de vacuna desarrollado en el Imperial College London.

 

Tags