Piñera suspende cumbres Apec y COP-25 por convulsión social en Chile
Piñera dijo que, ante los compromisos internacionales ya programados, tiene que anteponer los problemas y los intereses de los chilenos, sus necesidades y sus esperanzas, refiriéndose a las protestan que tienen sumido a Chile en el caos
El presidente dijo que tiene que dedicarse a restablecer la paz

El presidente Sebastián Piñera anunció este miércoles que Chile no será sede de la reunión del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, siglas en inglés) ni de la XXV Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU (COP-25) debido a la crisis social y política por la que atraviesa el país, informó este miércoles a BBC.

"Esta es una decisión muy difícil, una decisión que nos causa mucho dolor, porque entendemos perfectamente la importancia de la APEC y de la COP-25 para Chile y para el mundo", dijo Piñera en una breve declaración en uno de los patios del palacio de gobierno.

"Sentimos y lamentamos profundamente los problemas e inconvenientes que los problemas de esta decisión significará para ambas cumbres", agregó el presidente.

La APEC se iba a celebrar en Chile entre el 11 y el 17 de noviembre, mientras que la COP-25, del 2 al 13 de diciembre.

Desde hace casi dos semanas que Chile está inmerso en una profunda crisis social y política, con manifestaciones multitudinarias casi diarias, algunas de las cuales han derivado en disturbios, incendios y saqueos, acotó la cadena británica.

 

 

Las masivas manifestaciones y las protestas contra la desigualdad y el Gobierno, que han dejado una veintena de muertos, se llevaron por delante la intensa agenda internacional del Ejecutivo en la recta final del año, subrayó la cadena británica.

Piñera dijo que se trata de una "difícil y dolorosa" decisión que adoptó para poner el foco de acción del Gobierno en resolver la delicada situación que atraviesa su país.

"Como presidente de todos los chilenos, tengo siempre que poner los problemas y los intereses de los chilenos, sus necesidades, sus anhelos y sus esperanzas, primeros en la fila", manifestó.

Entre esas prioridades, el mandatario destacó "restablecer el orden público" y la paz social, e impulsar la agenda social que presentó la semana pasada para tratar de descomprimir la presión en las calles de Chile.

Piñera se disculpó por los inconvenientes que su decisión causará al APEC y la cumbre del clima, y ratificó el compromiso de Chile con ambas instancias.

 

 

La cumbre de líderes del APEC, un foro integrado por 21 países de la cuenca del Pacífico, había cobrado un especial interés estos últimos días por ser el escenario en el que Estados Unidos y China iban a dar el primer paso hacia una tregua a la guerra comercial.

La Cumbre Climática COP25, por su parte, estaba llamada a convertirse en el mayor evento internacional en la historia de Chile, donde se esperaba la llegada de representantes de alto nivel de 197 países para impulsar políticas activas para cuidar y proteger el planeta.

Lo que comenzó como un descontento puntual por algo sucedido en la capital, Santiago de Chile, creció hasta convertirse en una oleada de manifestaciones antisistema a lo largo de todo el país.

Muchos chilenos dicen sentirse "abusados" por un modelo económico que no cumple con los estándares de una sociedad "justa", recalcó la BBC.

(Con información de Efe)