Brancatelli respecto a Mavys Álvarez: “¿Qué hubiera pasado si Diego le hubiera dejado 1.5 millones de dólares? ¿Haría la denuncia?”

El vídeo que exhibe a Brancatelli circuló en redes sociales de internautas argentinos, este miércoles, después de que se conocieran las revelaciones de Mavys Álvarez en Argentina.
Mavys Álvarez habló de su relación con Diego Maradona
 

Reproduce este artículo

—Periodista: “¿Qué rol tuvo cada uno en esta historia? ¿Qué hubiese pasado si Diego estuviera vivo hoy? No estaría denunciando todo esto. Esperó a que Diego no esté para no poder contrarrestar todas las versiones. ¿Qué hubiera pasado si Diego le hubiera dejado 1.5 millones de dólares? ¿Haría la denuncia? ¿Estaría tan dolida (Mavys Álvarez) moralmente por lo que sucedió? ¿Cómo demuestra ella que la obligaron a venir al país?”

—Abogado: “Tal vez ella (Mavys Álvarez) dejó a que él (Diego Maradona) muera, para no poder contrarrestar la historia. Es cierto que él murió y que ella denunció. Pero cuando Diego muere y cuando Fidel muere, ella pierde el miedo. La víctima de un abuso sexual muchas veces espera un espacio de seguridad. Ella lo encontró cuando su abusador, cuando la persona que la sometió...”

—Periodista: “¿Abusador? ¿Él es un abusador de ella? ¿Abusador?” (ironizó).

—Abogado: “Una persona de 40 años que mantiene relaciones sexuales con una menor de 16, es un abusador. Cuando ella encontró ese lugar de seguridad, denunció. Nunca podemos cuestionar por qué una víctima denuncia cuando lo hace. ¿Qué hubiera pasado si le hubiera dejado 1.5 millones de dólares? Nunca me lo plantearía”.

—Periodista: “¿Y ahora ella está dispuesta a firmar un documento dónde no quiere nada de dinero, ni de la herencia de Diego? Para dejar de costado el tema del dinero e ir a lo moral y ver, cómo está, como persona, y nos solidarizamos si la pasó muy mal. Estaría bueno que hiciera un documento” donde señale que no quiere percibir ningún beneficio económico.

Este es un extracto del intercambio entre un abogado y el periodista y militante kirchnerista Diego Brancatelli, en el programa ‘Intratables’ de América TV.

Los apartes del intercambio entre el periodista y el abogado ilustran el estado o el nivel de debate en la sociedad argentina y el ánimo de los seguidores de Diego Maradona, tras conocerse que la ONG Fundación por la paz y el cambio climático en Argentina ha denunciado a los amigos que acompañaban a Maradona cuando se produjeron los hechos que lo vincularon en una relación abusiva con la adolescente cubana Mavys Álvarez, hace veinte años en Cuba.

“Hay un punto aquí en Argentina y tiene que ver con la idolatría que se le tiene a este sujeto, Diego Maradona”, indicó a ADN Cuba el sociólogo Gabriel Palumbo, quien observó que ni el gobierno ni las feministas “están diciendo nada”.

La abogada Viviana Albertus dijo a este medio, respecto a las palabras de Brancatelli, que “pareciera que dependiendo de quién sea la persona acusada, los movimientos feministas salen a pronunciarse o no. Esto no debería suceder; sin importar la ideología u otros aspectos, ante la denuncia de hechos de violencia contra una mujer, no debería avalarse o justificarse el accionar, ni mucho menos permitir la denigración pública a la mujer, supuesta víctima”.

“Cuestionar a "Maradona" o a su entorno, no debería generar grieta (polarización social). Si existieron casos de violencia contra la mujer se debería investigar, aunque se ponga en cuestionamiento al ídolo de muchos argentinos”, agregó la profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

“Maradona falleció el 25 de noviembre, el día que se conmemora el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. En ese momento, se marcó esa casualidad, teniendo en consideración las múltiples denuncias mediáticas que se hicieron a lo largo de los años sobre su persona”, contextualizó Albertus.

Palumbo y Albertus mostraron coincidencia al analizar el alineamiento del gobierno kirchnerista, en ese sentido las imágenes del sepelio fueron elocuentes, pese a los antecedentes de violencia machista exhibidos por el ídolo argentino.

Asimismo, las fuentes consultadas cuestionaron la simpatía de la que goza Maradona, entre activistas y organizaciones feministas o entre las ‘feministas maradonianas’. No se advierten pronunciamientos desde estos espacios de poder y de movilización social respecto a los hechos denunciados por Mavys Álvarez.

“Ha sido tema en algunos programas deportivos y también hubo un episodio con Brancatelli de muy mal gusto”, puntualizó Palumbo.

“Recordemos que no es el primer caso de este tenor que gira alrededor de Maradona y su entorno, incluso hubo un caso relacionado con una periodista rusa”, destacó la abogada al lamentar “El silencio de algunos movimientos feministas y de ciertas figuras públicas —referentes de las mujeres— llama la atención y deja en evidencia la politización de un tema tan sensible como es este”.

“Un hecho de este tenor debería ser investigado, y será la justicia quien determine o no la comisión de delitos o de daño alguno”, concluyó Albertus.

La historia de Mavys Álvarez con Diego Armando Maradona

Mavys Álvarez es una mujer cubana que hace veinte años sostuvo una relación con Diego Maradona, cuando ella apenas tenía 16 años.

Los detalles de su relación fueron revelados el lunes, durante una entrevista con América Noticias, de Miami.

Álvarez conoció a Maradona el 1 de septiembre de 2000, persuadida por el personal cubano del hotel y por los amigos de Maradona, la joven terminó involucrada en una relación con el futbolista, quien se encontraba en Cuba, para, supuestamente, rehabilitarse de sus adicciones.

El testimonio de Álvarez permite inferir que no hubo lugar a la rehabilitación y, en cambio, la condujo a ella a adquirir diferentes adicciones.

En el contexto de la relación, Mavys visitó Argentina y, curiosamente, quien otorgó el consentimiento para que la menor saliera del país fue Fidel Castro, no los padres de la joven, indicó el diario español La Razón.

“Yo era una niña. No tenía maldad ninguna. Él era un extranjero, un rico y se había fijado en mí. No podía decirle que no. Era un privilegio ser su novia”, dijo Álvarez.

Desde entonces, la joven vivió una vida cargada de elementos desconocidos y prohibidos para los cubanos, pero accesibles para los turistas: lujos, drogas, alcohol, impunidad, excesos.

Ellos habrían mantenido una relación con cierta discontinuidad durante cinco años, siguiendo el testimonio de esta mujer. Mavys también aclaró que ella nunca ejerció la prostitución y que la relación fue “consentida”.

Según la legislación cubana, el matrimonio infantil está permitido a partir de los 14 años. En ese sentido, las relaciones sexuales serán delito si se llevan a cabo bajo “estupro”.

De hecho, la ley cubana en su momento, más que proteger a la adolescente, podría haberla castigado y sancionado, habida cuenta de las restricciones que pesan sobre los ciudadanos en relación con los turistas.